Alcalde mérida se va de viaje: Improvisan obras para Urkupiña y no concluirán muchas de ellas

Mientras el alcalde Eduardo Mérida Balderrama realiza viajes de promoción de la fiesta de Urkupiña a destiempo, muchas obras no serán concluidas o se ejecutarán sin garantizar calidad, especialmente en el ingreso a la ciudad de Quillacollo y la zona del Calvario de la Virgen.

Una inspección realizada por miembros del Concejo Municipal de Quillacollo, confirmó que aún faltan muchos trabajos por hacer y concluir en los accesos al Calvario de Urkupiña, que este año se presume recibirá la visita de más de un millón de fieles y turistas nacionales y extranjeros.

La concejala Aydee Mamani informó que faltan arreglos y mantenimiento de las baterías de baños y los jardines en la Plaza de la Integración, en el acceso al Calvario de la Virgen.

"Todo está abandonado y existe basura por todos lados, situación que contradice con los anuncios que realiza el alcalde Mérida de que todo estaría listo en Quillacollo para la fiesta de Urkupiña. Nada más falso porque muchas obras están abandonadas y es poco probable que se concluyan para los días festivos", dijo.

Asimismo, la concejala Mamani señaló que los dos puentes peatonales que se encuentran a los costados del puente principal sobre el río Rocha, están abandonados y corroídos, por lo que necesitan mantenimiento para evitar accidentes. También hace falta una mano de pintura, porque como están dan la impresión de dejadez y peligro.

"Pedimos al alcalde Mérida que agilice estas y otras obras en la zona del Calvario, porque al final no está en juego su imagen personal, sino de la fiesta de Urkupiña que es un patrimonio de todos los bolivianos. Lo que preocupa es que mientras él se ocupa de viajar al interior del país, sus funcionarios no saben qué hacer, lo que muestra mucha dependencia administrativa", dijo.

Mamani expresó su conformidad con el dragado del río Rocha en el área de influencia del Calvario de Urkupiña, pero dijo que se debe hacer algo para disminuir los pestilentes como nauseabundos olores.

OTRAS OBRAS
Por su parte, el concejal Zacarías Jayta afirmó que las obras de empedrado que se ejecutan en los costados de la avenida Blanco Galindo a partir del retén de Quillacollo, recién comenzaron y es poco probable que se terminen para la fiesta.

Dijo que a escasos 10 días de la celebración de la fiesta, los trabajos de empedrado y mejoramiento de las jardineras comenzaron en pasadas horas y nadie garantiza su conclusión en los próximos días.

"Desde el retén del Km. 10 hasta el centro de Quillacollo no se nota trabajos de mejoramiento, pese a que el proyecto de empedrado de los costados de la avenida tiene presupuesto asegurado hace ya mucho tiempo. La improvisación y la dejadez son la marca de la actual gestión, que en muchos casos pretende ser tapado con declaraciones a los medios de comunicación de que todo está bien, y no es así", dijo.

De la misma manera se refirió a los trabajos de pavimentado de la calle Sucre en el tramo Tomás Bata-Tacata, que tampoco serán concluidos para este sábado cuando se realice la peregrinación de las advocaciones marianas. Lo propio sucede en la avenida Max Bascopé donde se ejecutan trabajos de alcantarillado, que actualmente dificultan el tránsito hacia el cementerio debido a las improvisaciones, finalizó.