Ocurrió en el Aeropuerto de Sucre: Alcalde Eduardo Mérida es echado del avión por estar en estado de ebriedad

Cochabamba, 20 de agosto (Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama junto a tres funcionarios municipales de Quillacollo fueron echados de una de las naves de Boliviana de Aviación (BOA) por estar en completo estado de ebriedad. El vergonzoso hecho ocurrió el jueves 18 en el aeropuerto internacional "Juana Azurduy de Padilla" de la ciudad de Sucre.

Según testimonios de pasajeros y concejales de Quillacollo, Mérida fue sacado del avión por denuncia de una señora que se percató que el burgomaestre estaba borracho junto a los funcionarios municipales, Arturo Maldonado, Mauricio Meruvia y el concejal Willy López.

Una vez constatado el estado de borrachera de los cuatro servidores públicos por parte de personal de tierra del aeropuerto, el alcalde Mérida y sus acompañantes fueron botados del interior del avión, pese a los ruegos y explicaciones de los implicados en este incidente prohibido por normas de aeronavegación.

De acuerdo a las versiones, Mérida y los tres funcionarios fueron acompañados por personal de tierra del aeropuerto y conducidos hasta exteriores del edificio. Tras ser sacados por la fuerza, el avión cerró sus puertas y echó vuelo rumbo a Cochabamba, dejando al Alcalde, el concejal y dos funcionarios hasta el vuelo de este viernes por la mañana.

PARTE OFICIAL: Los testimonios de los pasajeros y algunos concejales fueron confirmados por el parte diario del aeropuerto Juana Azurduy de Padilla de la ciudad de Sucre, que dio cuenta que los involucrados en esa contravención de vuelo fueron Eduardo Mérida, Willy López, Arturo Maldonado y Mauricio Meruvia, los mismos que fueron invitados a salir del avión por estar en estado inconveniente.

PROHIBICIONES: Las normas nacionales e internacionales de aeronavegación, prohíben el ingreso o vuelo de pasajeros en estado de ebriedad para precautelar sus propias vidas y cuidar de algunos excesos.

Tanto Mérida, Maldonado, López y Meruvia pernoctaron en Sucre y retornaron recién este viernes 19 en el vuelo de la mañana.

Queda por averiguar quién cubrirá los gastos extraordinarios que fueron ocasionados por esta irresponsabilidad y vergüenza, ya que se trata de autoridades y funcionarios jerárquicos de la Alcaldía de Quillacollo, quienes viajaron en misión oficial a Sucre a gestionar recursos para la construcción del moderno edificio judicial de esta ciudad.

La comitiva municipal conformada por el alcalde Mérida y los 11 miembros del Concejo Municipal de Quillacollo, además de dos técnicos, sostuvo reuniones con autoridades del órgano judicial desde las 9.00 hasta las 12.00, siendo el retorno a Cochabamba a las 17.35. Todo hace suponer que el alcalde Mérida y sus dependientes, en ese lapso, se dieron a la tarea de consumir bebidas alcohólicas con los resultados mencionados.