Alcalde y su esposa montaron red de nepotismo y extorsión: Dos clanes familiares se apoderaron de Quillacollo

Cochabamba, 6 de septiembre (Red País)
Dos clanes familiares se apoderaron de la Alcaldía de Quillacollo y montaron una descarada red de nepotismo y negocios que van desde el tráfico de cargos hasta el cobro de "diezmos" a las empresas que se adjudican obras.

Se trata del alcalde Eduardo Mérida Balderrama y su esposa Jovanna Maldonado Villarroel, quienes tienen a sus familiares en varios cargos municipales, además de enfrentar denuncias de tráfico o venta de cargos en el hospital de Quillacollo y extorsión a las empresas que se presentan a licitaciones de obras.

La asambleísta de Quillacollo, Lizeth Beramendi, informó que recibió denuncias documentadas de que los familiares de los esposos Mérida Maldonado trabajan en varias reparticiones de la Alcaldía.

"Los dirigentes de los trabajadores municipales revelaron que en varias dependencias municipales, trabajan los hijos de las hermanas mayores de Jovanna Maldonado. Asimismo, varios parientes del alcalde Mérida ocupan cargos importantes, incluso los cuñados de su hermano menor, confundiendo a la Alcaldía de Quillacollo como su hacienda o feudo", dijo.

Beramendi recordó que el alcalde Mérida y su esposa no sólo enfrentan denuncias de corrupción, sino juicios en estrados judiciales y fiscales. Mérida está enjuiciado en la fiscalía anticorrupción por anular ilegalmente un contrato a una empresa que anteriormente fue extorsionada con más de medio millón de bolivianos, además de otros 20 procesos por diversas causas que van avanzando en los juzgados y fiscalías.

Por su parte, dijo que la señora Jovanna Maldonado está enjuiciada en una fiscalía anticorrupción por firmar contratos ilegales sin ser funcionaria municipal. Asimismo está procesada ante un Juez de Sentencia Penal por amenazar, injuriar y difamar al periodista y director en Cochabamba de la agencia de noticias Red País, Walter Gonzales Valdivia.

"Pedimos a los parlamentarios y concejales investigar estas denuncias, ya que no es posible que dos clanes familiares o más se hayan apoderado de la Alcaldía como si se tratará de su propiedad. No sólo que montaron una red de nepotismo y corrupción, sino que están afectando a la economía de los quillacolleños, porque las obras que se construyen, por los diezmos, se están ejecutando de muy mala calidad", agregó.

Finalmente, dijo que tiene datos preliminares acerca de la construcción de una plaza de comidas en las puertas del estadio de Quillacollo, donde Jovanna Maldonado y su hermana Ximena tendrían intereses particulares, por cuanto existen denuncias de una preventa de puestos.
//AMG/JLZ//