Concejales de Quillacollo rechazan construcción: Denuncian preventa de puestos en proyecto de plaza de comidas

Cochabamba, 7 de septiembre (Red País).- Concejales de Quillacollo recibieron denuncias de una presunta "preventa" de puestos de comida en el proyecto de la "plaza de comidas", que planteó insistentemente el alcalde Eduardo Mérida porque familiares de su esposa tendrían interés en esa obra.

El proyecto fue presentado en dos oportunidades por el alcalde Mérida, el mis

mo que fue rechazado por la mayoría de los concejales debido a que se planteó su emplazamiento en las puertas del estadio municipal de Quillacollo.

El concejal de los Demócratas, René Fernández, informó que varias personas le hicieron llegar denuncias de una posible preventa de sitios en la denominada plaza de comidas, ofertada por la concejal suplente Ximena Maldonado Villarroel, cuñada del alcalde Mérida.

Dijo que las denuncias, además, involucrarían a Jovanna Maldonado Villarroel, esposa del alcalde Mérida, quien junto con su hermana habría comprometido adjudicar espacios para instalar puestos de venta de comidas.

"He quedado sorprendido por esa supuesta preventa, ya que el proyecto ha sido rechazado por no reunir requisitos básicos de construcción y recursos económicos. De haberse aprobado su ejecución se habría ocasionado un grave daño al estadio de Quillacollo, pues se planteó su emplazamiento en el frontis de dicho campo deportivo", agregó.

Fernández anunció que las denuncias serán investigadas, y de confirmarse habrá quedado al descubierto "negociados" que implican a los familiares de la esposa del alcalde Eduardo Mérida, quien al parecer desconoce el accionar de Ximena Maldonado.

LLAMADAS: Por otra parte, el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López confirmó las denuncias del concejal Fernández, ya que el también habría recibido llamadas de propietarios de locales con interés de adjudicarse un sitio en la plaza de comidas.

Sostuvo que cuando el proyecto fue enviado por el alcalde Mérida, "extrañamente" recibió una llamada telefónica de Ximena Maldonado, insinuándole aprobar la plaza de comidas, a lo que se habría negado por no estar de acuerdo con su emplazamiento.

Finalmente dijo que el proyecto fue rechazado y devuelto al Ejecutivo por no existir recursos económicos y porque técnicamente era inviable.
//AMG/JLZ//