Poder municipal contra un periodista: Mérida moviliza grupos de choque a la audiencia judicial de su esposa

Cochabamba, 03 octubre (Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama hizo gala de su poder y soberbia durante la audiencia judicial de su esposa Jovanna Maldonado Villarroel, movilizando grupos de choque y funcionarios municipales a los ambientes del Juzgado de Sentencia Penal de Quillacollo con el propósito de intimidar al querellante y su abogado.

El pasado martes 27 se realizó una audiencia para dilucidar las observaciones formales a la querella interpuesta por el periodista Walter Gonzales Valdivia en contra de Jovanna Maldonado, por los presuntos delitos de amenazas, injurias y difamación.

A la cita judicial concurrieron las partes interesadas, pero como en la anterior audiencia sorpresivamente se presentaron el alcalde Mérida, funcionarios municipales jerárquicos, los padres de la acusada y otras personas. Llamó poderosamente la atención la presencia de grupos de choque en número que sobrepasaban los 30 integrantes, quienes tomaron lugares relevantes en la sala de audiencias, siendo desalojados por efectivos policiales y el propio juez Elvis López Moya.

Entre los funcionarios identificados figuraban el secretario de Desarrollo Humano, Marco Galvez, el administrador del Hospital de Quillacollo, Osman Ponce, la directora de Educación, Roxana Moscoso, el jefe Jurídico Uberth Parra y dirigentes de la agrupación ciudadana que sustenta la gestión de Mérida a la cabeza de Jorge Nicolás.

Sobre el particular el abogado Gilmar Terrazas Vera, quien lleva la defensa del periodista Gonzales, dijo que la movilización de esos grupos y funcionarios no venían al caso porque se trataba de una audiencia de objeción para definir observaciones formales de la querella interpuesta de su defendido.

"En las dos ocasiones observé algo que forma parte de la esencia de ser del alcalde Mérida, quien siempre recurrió a la intimidación y la provocación, además de demostrar innecesaria e ilegalmente poder y soberbia al movilizar grupos de choque y funcionarios beligerantes. En contrapartida acudimos sólo los dos porque se trataba de una audiencia meramente formal, en un proceso de orden privado", agregó.

Fiel a su estilo abogadil, Mérida antes que se instaure la audiencia, procedió presuntuosamente ante el júbilo de su gente a notificar al periodista con un memorial de acto preparatorio de querella por delitos "imaginarios". Ante esa nueva acción intimidatoria, el abogado Terrazas afirmó que los presuntos delitos de imprenta se ventilan en un Tribunal de Imprenta en sujeción a la Ley de Imprenta en actual vigencia.

"Advertimos en el alcalde Mérida y su esposa Jovanna Maldonado, una decisión de conculcar los derechos del periodista Gonzales y la propia población de estar debidamente informada, por lo que junto a los gremios de la prensa nacional rechazaremos cualquier intento de vulnerar la Ley de Imprenta", dijo.

LA AUDIENCIA: Tras una magistral exposición y evaluación de los alegatos de las partes, el juez de Sentencia Penal, Elvis López Moya determinó que la parte acusadora precise y amplíe la querella y rechazó el archivo de obrados por una presunta actividad procesal defectuosa planteado penosamente por el abogado de Jovanna Maldonado.

El Juez haciendo una demostración de conocimiento de las leyes, correcta administración de la justicia y respeto a los derechos de las personas a un debido proceso, determinó convocar a una nueva audiencia para tratar la querella interpuesta por el periodista Walter Gonzales Valdivia, quien acudió a esa instancia para hacer respetar su honor, decoro, reputación y dignidad mancillados por los ataques injuriosos y repetitivos de Jovanna Maldonado.
//AMG/JLZ//