Una red mafiosa se apoderó de la Alcaldía de Quillacollo

Cochabamba, 3 de septiembre (Red País).-
Una red mafiosa se apoderó de la Alcaldía de Quillacollo y se dedica a imponer y cobrar "diezmos" a las empresas, traficar cargos jerárquicos y menores, destruir documentos de enemigos políticos y sentimentales, negociar loteamientos y urbanizaciones, además de otros hechos de corrupción.

Según una investigación periodística y grabaciones de los propios empresarios contratistas, la red mafiosa actúa como una "banda criminal" y estaría liderada por el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, su esposa Jovanna Maldonado y un esbirro conocido como "Richard".

De acuerdo a los avances de la investigación, los negocios estarían dirigidos personalmente por Jovanna Maldonado en coordinación con Richard y otros operadores en las diferentes reparticiones municipales.

"Richard es el que se encargaría de tomar contactos con los empresarios, dueños de urbanizaciones y venta de cargos, además de otros negocios como compras de vehículos, insumos médicos, equipamientos y otros. Quien cierra los negocios sería Jovanna Maldonado a nombre del alcalde Eduardo Mérida, su esposo", sostiene los informes preliminares de la investigación que coinciden con una denuncia presentada ante el Ministerio Público por concejales de Quillacollo.

Los "diezmos" o porcentajes que se imponen a las empresas para adjudicarse una obra, fluctúa entre el 5 y 10%, dependiendo de la magnitud y costo de los proyectos. Todas las empresas que ejecutaron y ejecutan asfaltados, se adjudicaron obras previo pago del 7 y 10%, de ahí la "fiebre por asfaltar en todo lugar".

Existen pruebas contundentes de estas operaciones que cursan en la Fiscalía de Distrito, que demora en sus investigaciones.

VENTA DE CARGOS
Respecto de la venta o tráfico de cargos, testimonios de varios profesionales confirman esos extremos, especialmente en el Hospital de Quillacollo, Dirección de Urbanismo, Catastro y las diferentes secretarías.

Según los resultados preliminares de la investigación periodística, los cargos de médicos, bioquímicos, enfermeras y otros tienen un costo de 1.000 dólares. Asimismo, los cargos de arquitectos, ingenieros civiles, topógrafos y otros cuestan 1.000 dólares, cifras que deben pagarse directamente a Jovanna Maldonado, no sin antes pasar por el tamiz del misterioso Richard.

QUEMA DE TRÁMITES
Algo que llamó poderosamente la atención al extremo de la indignación, fue comprobar que por órdenes de Jovanna Maldonado, la todopoderosa esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, se queman o desaparecen trámites de urbanizaciones, ya sea por razones políticas o sentimentales.

Un caso paradigmático tiene que ver con la familia de una concejala suplente del Frente para la Victoria, ya que los documentos de una urbanización fueron "quemados" por orden de la esposa del Alcalde. El motivo serían los celos "enfermizos" de Maldonado.

Asimismo, los trámites de regularización de una casa de una pareja de ancianos fueron destruidos por motivos políticos porque tenían ligazón con el periodista Walter Gonzales Valdivia.

TRÁFICO DE TIERRAS
Según la investigación periodística, la Dirección de Urbanismo se habría convertido en "tierra de nadie" donde se realizan los negocios más sórdidos y repugnantes como urbanizaciones y tráfico de tierras.

Cada aprobación de una urbanización, apertura de calles o afectación de terrenos, tienen costos millonarios que son definidos por la mismísima Jovanna Maldonado, previo preacuerdo con Richard.
//AMG/JLZ//