¿Enriquecimiento por diezmos?: Esposa del alcalde Mérida acumuló una fortuna de más de Bs 10 millones

Cochabamba, 27 de octubre (Red País).-
Jovanna Maldonado Villarroel, la joven esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, habría acumulado hasta ahora una fortuna estimada en más de 10 millones de bolivianos, producto de las extorsiones o cobro de "diezmos" a empresas que trabajan con la Alcaldía de Quillacollo.

Al margen de esa fortuna que la ubica como una de las

mujeres jóvenes más ricas de Quillacollo, Maldonado ostentaría vehículos de paquete, terrenos, departamentos horizontales y casas en el centro urbano de esta ciudad, al margen de otros lujos que son compartidos con su entorno familiar.

Según la asambleísta departamental por Quillacollo, Lizeth Beramendi, Maldonado según las denuncias contenidas en los "audios de la corrupción", ya habría acopiado más de 10 millones de bolivianos en dinero, y otro tanto en bienes (terrenos, casas, departamentos en edificios y vehículos).

"Sorprende como en sólo un año y cuatro meses de gestión del alcalde Eduardo Mérida, la pareja haya acumulado una fortuna tan cuantiosa como resultado de hechos ilícitos. Jamás en la historia política y municipal de Quillacollo, se había perpetrado un robo tan descomunal a las arcas municipales, a través de la imposición de diezmos, coimas y extorsiones que deben ser investigados y castigados como señala la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz", dijo.

Beramendi reveló que la cuantiosa fortuna que ostenta Jovanna Maldonado no es consecuencia de la imaginación o el invento de los opositores o "envidiosos" como ella y su esposo califican a los que denuncian estos hechos oprobiosos, sino resultado de los audios de la corrupción que confirman la forma de operar de una red o clan familiar con características mafiosas.

"Lo que más llama la atención y mueve a sospechas, es que las autoridades a cargo de la fiscalización de las instituciones del Estado (Gobierno, gobernaciones y alcaldías), no actúen con celeridad para castigar los actos de corrupción cometidos en la Alcaldía de Quillacollo. Da la impresión que Mérida y su clan familiar gozan de la protección de sectores corruptos del Movimiento al Socialismo (MAS), así como de algunos jueces y fiscales venales de Quillacollo", dijo.

De acuerdo a testimonios de funcionarios municipales y familiares de Maldonado, las "transacciones económicas con las empresas" estarían a su cargo; en tanto que Richard Agreda sólo sería un nexo por cuyo trabajo recibiría porcentajes. Todos los "negocios" serían dirigidos desde su domicilio ubicado en la Av. Suárez Miranda esquina Carmela Cerruto, y para ello utilizaría teléfonos corporativos de la Alcaldía y privados con diferentes número, lo mismo que Agreda, quedando al descubierto el accionar de un clan mafioso.

"PALOS BLANCOS"
Por otra parte, Beramendi denunció la existencia de una red de "palos blancos" liderados por Jovanna Maldonado, ya que la mayor parte de sus bienes estarían a nombre de familiares y amistades, lo que acentúa la gravedad de los delitos.

Para esclarecer estos ilícitos, la Asambleísta se sumó al pedido de sectores y autoridades, para que el Consejo Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, conformado por los ministerios de Transparencia, de Gobierno, Ministerio Público, Contraloría General del Estado, Unidad de Investigaciones Financieras, Procuraduría General del Estado y representantes de la sociedad civil organizada, inicien las acciones pertinentes.

Asimismo, dijo que el Concejo Municipal de Quillacollo ya debía interponer demandas ante los fiscales anticorrupción para esclarecer y sancionar a Jovanna Maldonado Villarroel, quien sin ser funcionaria edil dirige "una red criminal de corrupción".

"Denunciamos que el alcalde Mérida lejos de constituirse en parte querellante en contra de su esposa y Richard Agreda, asume conductas cómplices y encubridoras de los ilícitos, cometiendo el delito de Incumplimiento de deberes, Enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, Favorecimiento al enriquecimiento ilícito y otros delitos, ya que las dos personas nada tienen que ver con la administración municipal porque no son funcionarios", dijo.

Finalmente afirmó que todas las instancias de fiscalización deben ordenar la detención preventiva con fines de investigación tanto del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, su esposa Jovanna Maldonado como de Richard Agreda, porque los audios de la corrupción arroja indicios que pueden conducir a desmontar toda una red criminal y mafiosa en la Alcaldía de Quillacollo.

//AMG/JLZ//