Denuncia: Esposa del Alcalde Eduardo Mérida obligaría a los funcionarios a sacar “cheques fantasmas”

Cochabamba, 1 de noviembre (Red País).-
Jovanna Maldonado Villarroel, la joven esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, obligaría a los funcionarios municipales de "confianza y línea" a sacar "cheques fantasmas", comuflados como fondos en avance o compras menores por montos menores a Bs 50 mil con destino "a la defensa legal de la autoridad edil"

.

Denuncias en ese sentido fueron presentadas por los propios funcionarios municipales afectados, tanto al Concejo Municipal de Quillacollo, Brigada Parlamentaria y al Ministerio de Transparencia, ya que Maldonado les obligaría a realizar esos "trabajitos" bajo amenaza de despidos.

Para confirmar la veracidad de sus denuncias, incluso, presentaron audios donde se escucha la voz de Jovanna Maldonado, impartiendo órdenes en ese sentido, ya que "se va a necesitar mucho dinero para la defensa legal del alcalde Mérida de los juicios que actualmente enfrenta y así evitar su destitución".

Esos hechos de corrupción o "modus operandi" de la joven pareja del alcalde Mérida, se ejecutarían en el hospital de Quillacollo, Tesoro Municipal, Intendencia y las empresas de Agua Potable y Alcantarillado y Aseo Urbano (Emapaq y EMAQ).

MODALIDAD

La nueva modalidad de apropiarse de recursos municipales, consistiría en obligar a los responsables de las diferentes reparticiones a realizar compras menores por Bs 50 mil, sacar fondos en avance o directamente "cheques fantasmas" justificando compras de productos e insumos inexistentes.

Según la denuncia, se simularía compras por montos menores a Bs 50 mil, sin que los productos ingresen por almacenes, y lo que sí saldrían son los cheques por esas cantidades, para luego de hacer la cobranza en las entidades bancarias entregar los dineros a Jovanna Maldonado para supuestamente "costear los gastos de los juicios que enfrenta el alcalde Mérida por sus errores y delitos".

"Jovanna Maldonado nos amenazó con despidos y sacarnos de los entornos de confianza del doctor Mérida, sino hacíamos lo que nos estaba ordenando. Nos advirtió con que estaba en riesgo la gestión municipal, por lo que todos debían sacrificarse para tener trabajo los cinco años, muchos nos resistimos a esas insinuaciones e instrucciones", sostienen los funcionarios que tomaron la arriesgada decisión de denunciar esos extremos a las instancias pertinentes.
/AMG/JLZ//