Corrupción Quillacollo: Mérida desvía la atención de vecinos con denuncias de un “golpe municipal”

Cochabamba, 1 de noviembre (Red País).-
El alcalde Eduardo Mérida Balderrama para tapar los escándalos de corrupción que socavan su corta gestión, se inventa sicarios contratados para matarlo, planes o boicots para tumbarlo y últimamente el robo de información y documentos por dos funcionarias, presuntamente pagados por el diputado Lucio Gómez y el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López.

Según la asambleísta departamental por Quillacollo, Lizeth Beramendi, para tapar la olla de corrupción en la Alcaldía de Quillacollo, Mérida se inventaría escándalos que son amplificados por los medios de comunicación leales a su gestión.

"Lo que el alcalde Mérida hace es intentar desviar la atención de los escándalos de corrupción que involucran a su esposa Jovanna Maldonado y su intermediario Richard Agreda, recurriendo al show político y mediático. Los famosos audios de la corrupción ya forman parte del estigma de su gestión, y es muy probable que sea la razón de su caída porque ya son investigados por diputados, asambleístas, concejales, Ministerio Público y de Transparencia", dijo.

Beramendi también dijo que el alcalde Mérida en los hechos está acorralado por sus propios errores y delitos, y por ello busca desesperadamente ocultar los hechos de corrupción y desviarlos con denuncias que rayan en el infantilismo y el absurdo.

AUDIO-VÍNCULOS

Según la Asambleísta, los denominados audios de la corrupción involucran al alcalde Mérida, su esposa Jovanna Maldonado y Richard Agreda en extorsiones y cobro de diezmos a empresas que se adjudican obras y compras mayores y menores.

Recordó que se trata de un CD con 72 horas de grabación y 900 conversaciones acerca de negocios, imposición de diezmos, compras con sobreprecios, destrucción de trámites de rivales políticos y sentimentales, loteamientos ilegales y uso indebido de funcionarios en labores particulares de Jovanna Maldonado, quien maneja a su gusto y antojo a funcionarios del Hospital de Quillacollo, cocineros del colegio Calama y de los centros de salud.

"No sabemos y tampoco nos explicamos, quién le dio tantos poderes a Jovanna Maldonado, la joven esposa del alcalde Mérida. En la Alcaldía de Quillacollo nada ha cambiado desde hace tres años y medio, ya que el exalcalde Charles Becerra también tenía mandando y haciendo negocios a su esposa", agregó.

Finalmente, Beramendi emplazó a Mérida a dejar de mentir, montar shows políticos y llorar por su posible derrocamiento, y asumir con hombría todos sus delitos y los de su esposa Jovanna Maldonado.
//AMG/JLZ//