Falsificación libreta militar: Confirman audiencia de Mérida y piden su detención preventiva

Cochabamba, 1 de noviembre (Red País).-

Para el viernes 25 de noviembre a las 9.00 en las oficinas del Juzgado Tercero de Instrucción Penal de Quillacollo, está confirmada la audiencia de medidas cautelares del alcalde Eduardo Mérida Balderrama por la presunta falsificación de su libreta de servicio militar. La parte querellante ratificó el pedido de su detención preventiva en la cárcel de San Pablo, debido a que los delitos prevén 12 años de cárcel.

Según Gilmar Terrazas Vera, abogado del querellante Álvaro Zamorano Huacaña, el pasado 18 de octubre la jueza María Teresa Apaza, en cumplimiento del Artículo 54 numerales 1 y 2 del Código de Procedimiento Penal, fijó audiencia para la fecha indicada, instruyendo al imputado y la víctima a asistir indefectiblemente a la cita judicial.

Informó que dicha decisión judicial ya fue notificada a las partes, quienes no pueden eludir un mandato de la autoridad competente que atiende el caso.

LA DENUNCIA

Terrazas recordó que el alcalde Mérida fue denunciado en agosto pasado ante los fiscales especializados en persecución de delitos contra la corrupción e ilícitos patrimoniales por el dirigente vecinal Álvaro Zamorano.

Dijo que el querellante acompañó documentos fidedignos certificados por el Ministerio de Defensa, que confirman los delitos de Falsedad material, Falsedad intelectual y Uso de instrumento falsificado en los que incurrió el alcalde Mérida.

Los fiscales anticorrupción Samuel Vargas Siles y Silvia Roxana Guzmán Berbetty, tras una prolija investigación, determinaron la imputación formal, la misma que fue notificada a las partes. De la misma manera en fecha 14 de octubre, los fiscales mencionados solicitaron a la jueza María Teresa Apaza Paz, fije día y hora de audiencia de aplicación de medidas cautelares.

Los fiscales reiteran también el pedido de detención preventiva por existir elementos de convicción para que Mérida sea enviado a la cárcel pública de Quillacollo.

ESCÁNDALOS

Tras las notificaciones en todas las etapas del proceso judicial, el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, inició una cruzada para desinformar a la población, insistiendo reiteradamente que sería víctima de un complot político que buscaría su caída.

Según el abogado Gilmar Terrazas, la autoridad lejos de asumir con humildad sus errores y delitos, comenzó una campaña de desprestigio contra concejales, diputados, el querellante, sus abogados y periodistas que informan la verdad de los hechos.

Recordó que Mérida primero se inventó un sicario que quería matarlo, luego un "plan macabro" para derrocarlo de la silla edil hasta el 30 de octubre y hace días forzó la aprehensión de dos funcionarias supuestamente por "infidencia financiera y robo de documentos" aleccionados por el diputado Lucio Gómez y el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López.

"El alcalde Mérida, fiel a su estilo, se inventa fantasmas y planes siniestros, cuando sólo debe admitir que falsificó su libreta de servicio militar para habilitarse en procesos electorales. Desde hace tiempo el gran temor de Mérida era la falsedad de su libreta, y ahora puede ser su tumba, siendo el alcalde el único culpable", finalizó.
//AMG/JLZ//