Hillary pide que le den una oportunidad a Trump y Obama dice que "todos juegan en el mismo equipo"

Hillary Clinton, la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, quien perdió esta madrugada las elecciones presidenciales norteamericanas, finalmente ha decidido romper el silencio después de la sorpresiva victoria del millonario Donald Trump.

Clinton se había retirado esta madrugada de su búnker sin hacer declaraciones públicas a los medios de comunicación, aunque antes se comunicó telefónicamente con su rival republicano para felicitarle por su triunfo. Finalmente, la esposa de Bill Clinton ha decidido comparecer esta tarde, ocho horas después de su derrota.

Antes que ella lo hizo Tim Kaine, el senador y candidato a vicepresidente de Hillary, quien ha manifestado: "Hillary Clinton hubiera hecho historia como presidenta. Nunca hemos tenido un presidente que ha dedicado toda su carrera a ese fin. Estoy muy orgulloso de ella porque realmente hemos conformado un equipo maravilloso", ha dicho.

Te puede interesar:Wall Street recibe a Trump con mucha volatilidad y ligeras ganancias

Después fue el turno de Clinton, quien ha manifestado: "Espero que Donald Trump sea un presidente con éxito. Me he comunicado con él para ofrecerle trabajar juntos en nombre de nuestro país. Me siento desalentada como millones de estadounidenses, que habían invertido sus sueños y esperanzas en estas elecciones. Nuestra campaña no se trató nunca de una sola persona. Se trataba de mejorar un país que amamos, que sea más inclusivo. Hemos visto que nuestro país está muy dividido. Pero yo todavía creo en Estados Unidos. Le debemos a Trump una mente abierta y la oportunidad de liderar el país".

Con la cara desencajada, Hillary intentó, a pesar de todo, transmitir esperanza ante los suyos, pero se la vio bastante abatida. En la noche de la derrota los había mandado a casa.

"Debemos aceptar el resultado y mirar al futuro. Nuestra democracia constitucional exige nuestra participación. Hagamos todo lo que podamos para atesorar nuestro valores y que la economía funcione, para proteger nuestro planeta, y eliminar las barreras que impiden que nuestros habitantes logren sus sueños", ha agregado.

Te puede interesar:El profesor que nunca se ha equivocado desde 1984 acierta la victoria de Trump

También ha subrayado: "Nuestra responsabilidad es seguir trabajando para construir un país más fuerte y más justo. A Barack y Michelle Obama nuestro país les debe una deuda enorme: les agradecemos por su liderazgo digno y determinado, que ha significado tanto para los estadounidenses y la gente de todo el mundo".

"A los jóvenes les digo que yo llevo toda mi vida luchando por mis creencias. Muchos de ustedes están al comienzo de su vida profesional. Esta pérdida duele, pero a los jóvenes les digo que nunca dejéis de creer. Realmente vale la pena. Entonces les gritamos que sigáis luchando, en especial a las mujeres jóvenes", ha subrayado.

Te puede interesar:Así fue el arrogante, a veces simpático, y rudo mensaje de Trump en la campaña

A las mujeres, precisamente, les ha dedicado un mensaje muy especial: "Espero que alguna mujer rompa el techo de cristal más pronto que tarde. Todavía no hemos roto el techo de cristal más alto y difícil, pero algún día alguien lo hará. A todas las chicas que nos están viendo quiero decirles que nunca deben dudar de lo valiosas y poderosas que son y que merecen cada oportunidad en el mundo".

A ellas también les ha afirmado: "Nada me ha hecho estar más orgullosa que ser vuestra campeona". Por otra parte, ha efectuado una especial mención a sus seres más queridos, los integrantes de su familia.

Te puede interesar: La victoria de Trump tendrá un impacto directo en los populismos europeos

"Nuestros mejores días todavía están por delante. Yo estoy convencida de que juntos somos más fuertes. Nunca deben lamentarse por haber luchado por eso. No nos descorazonemos. Tengamos fe el uno con el otro. Habrá otras temporadas y mucho trabajo por hacer", ha manifestado la mujer.

Finalmente, ha aseverado: "Me siento muy honrada de haber representado a todos ustedes. Que Dios los bendiga y que bendiga a todo Estados Unidos".

Obama quiere una "transición ordenada y pacífica"

Minutos después de las palabras de Hillary Clinton, quien habló a los norteamericanos fue Barack Obama, para referirse al resultado histórico de las elecciones. "Hablé con Trump y lo felicité. No es un secreto que el presidente electo y yo mantenemos grandes diferencias, muy significativas. Pero no olvidemos que hace ocho años Bush y yo tuvimos enormes diferencias también. Y su equipo fue muy inteligente para que tuviéramos una transición ordenada", ha asegurado.

Te puede interesar:El voto oculto de los hombres blancos indignados da la victoria a Trump

El aún presidente norteamericano ha considerado: "La transición pacífica del poder es el pilar de la democracia. Ofrezco a Trump una transición pacifica y prolija. Ayer también hablé con la secretaria Clinton. No podía sentirme más orgulloso de ella. Ha tenido una vida extraordinaria al servicio público. No puede ser una mejor secretaria de Estado. Su candidatura fue histórica. Ella y su marido seguirán haciendo un gran trabajo".

Por otra parte, ha señalado: "Todos están tristes cuando su lado pierde en la elección, pero al día siguiente tenemos que recordar que todos estamos en un mismo equipo. Eso es lo que el país necesita: un país de unidad, de inclusión y respeto para nuestras instituciones. Ese es nuestro modo de vida. Espero que sea éste el espíritu de la transición y que Trump empiece así su presidencia".

Te puede interesar: Trump logra el voto latino pobre y arrasa entre los blancos, incluidas las mujeres

También Obama ha tenido palabras para sus asesores: "Le dije a mi equipo que el trabajo notable que cada uno de ellos ha realizado debe hacerlos sentir orgullosos por todo lo que se ha logrado. Así se deben sentir todos los estadounidenses".

En su opinión, "esta fue una campaña duramente peleada, pero esa es la naturaleza de la democracia. No siempre es algo inspirador. Pero para los jóvenes que se sumergieron en la política por primera vez y que se han sentido decepcionados, quiero que sepan que no se sientan cínicos. Hillary Clinton lo dijo: luchar por lo que es correcto vale la pena. La senda que está tomando este país no ha sido nunca una línea recta".