Ante abusos del Alcalde Mérida: Funcionario renuncia a su cargo por resistirse a declarar mentiras

Cochabamba, 14 de noviembre (Eltunari.com/Red País).-
El ahora exfuncionario municipal, Juan Víctor Mérida Revollo, que se desempeñaba hasta el pasado 31 de octubre como inspector en la Dirección de Recaudaciones de la Alcaldía de Quillacollo, renunció a su cargo por resistirse a las órdenes del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, quien quiso obligarlo a declarar mentiras contra personas inocentes.

La víctima de acoso laboral y chantajes, en carta enviada al alcalde Mérida y al Concejo Municipal de Quillacollo, denunció que su renuncia se debía a las "constantes y sistemáticas amenazas por parte del director del Tesoro Municipal, Alex Angulo, quien quiso obligarme a declarar mentiras en contra de personas inocentes".

Asimismo sostiene que si no lo hacía debía renunciar a su cargo cometiendo el delito de acoso laboral. "Las acciones de intimidación y chantajes los vengo sufriendo desde el pasado viernes 28 de octubre, siendo insostenibles ya que no me dejan trabajar y quieren obligarme a decir cosas que yo no conozco. Concretamente quieren que brinde falso testimonio contra personas que no conozco con fines siniestros", dice la carta.

CORRUPCIÓN
Mérida, fiel a sus conductas abogadiles e ilícitas, con el fin de tapar los escándalos de corrupción que implican a su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y su intermediario o "mochilero" Richard Agreda, va inventando "enemigos internos". Cuatro funcionarios, dos mujeres, fueron injustamente acusados de infidencia financiera y robo de documentos municipales, a quienes se les sometió al escarnio de ser trasladados enmanillados como vulgares delincuentes a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), en un proceso montado con fines mediáticos.

Tanto concejales, diputados y asambleístas coincidieron en señalar que el alcalde Mérida busca forzar "cortinas de humo" para evitar que su esposa y Richard Agreda sean investigados, aprehendidos y sancionados por varios ilícitos, entre ellos: cobro de diezmos a empresas, venta de cargos a 1.000 dólares, compras menores y mayores con coimas, loteamientos ilegales cobrando fuertes sumas de dinero, destrucción de trámites de rivales políticos y sentimentales, entre otros. Las pruebas de estos hechos censurables están contenidas en los denominados "audios de la corrupción", que el alcalde Mérida quiere tapar maltratando e incriminando a funcionarios inocentes.

SÚPLICAS
En la carta enviada al alcalde Mérida, el exfuncionario Juan Víctor Mérida Revollo, a tiempo de presentar su renuncia irrevocable al cargo que asumía, suplicó que no se hostigue ni se acose más a ningún otro trabajador ya que "lo único que hacemos es trabajar y ganarnos el pan de cada día para llevar a nuestros hogares".

"Señor alcalde, mi persona no miente y nunca hizo daño a nadie. Es una pena que su persona como máxima autoridad nos obligue a inventar cosas en contra de personas inocentes, por lo que no me prestaré a ningún juego y prefiero renunciar a mi cargo", finaliza la carta.
AMG//