La ignorancia de Eduardo Mérida: Alcalde confunde nombres de gestores de la elevación a rango de ciudad

Cochabamba, 15 de noviembre (Eltunari.com/Red País).-


El alcalde de Quillacollo Eduardo Mérida Balderrama volvió a hacer gala de su ignorancia y desconocimiento de la historia, cultura y los nombres de los gestores de la elevación a rango de ciudad de este municipio, acaecida el 14 de noviembre de 1900 durante el gobierno de José Manuel Pando a instancias del diputado Isidoro Caballero y los ilustres jurisconsultos Francisco Anaya y Constantino Morales.

Durante el acto de conmemoración de esta histórica fecha que fue el prolegómeno para la posterior creación de la provincia de Quillacollo, ocurrida el 14 de septiembre de 1905, el alcalde Mérida en plena plaza Constantino Morales confundió el nombre de Francisco Anaya con el de Franklin Anaya, un personaje singular a quien los cochabambinos le debemos la apertura del Instituto Laredo. Asimismo, el único centro de educación musical de Quillacollo, lleva el nombre de este insigne ciudadano.

Mérida, no es la primera vez que comete este tipo de imprecisiones, confusiones y desconocimientos, debido a su escaso conocimiento de la historia de la provincia de Quillacollo. Repite, y equivocadamente, los datos consignados en libros de historia de los escritores Rafael Peredo, Juan Clavijo Román y Walter Gonzales Valdivia, incluso a veces recurre a mentiras e inventos para aparentar conocimiento.

Durante su discurso de homenaje dijo textualmente: "Franklin Anaya, Constantino Morales, hicieron que (Quillacollo) se independice de la provincia de Tapacarí (...)". La alocución fue recogida por un medio escrito de la ciudad de Cochabamba, confirmando la ignorancia del alcalde en asuntos históricos.

RAZONES DE CIUDAD
Según investigaciones históricas de ese periodo que están contenidas en los archivos de la Asamblea Legislativa Plurinacional a cargo de la Vicepresidencia del Estado, la elevación a rango de ciudad del otrora pueblo de Quillacollo se debió al excepcional desarrollo de la educación, las artes, cultura y servicios básicos, además de la cantidad de habitantes.

Quillacollo contaba en 1900 con 3.885 habitantes, establecimientos educativos incluso para adultos y se practicaban los artes y oficios diversos, actividades culturales y contaba con los principales servicios básicos como agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, salud, mercados y matadero. Algo que formaba parte de la identidad y orgullo de Quillacollo, es que en ese tiempo se contaba con una biblioteca abierta al público gracias al pensamiento liberal y modernista de su élite dirigencial.

La existencia de todos estos servicios formaban parte de los requisitos para que un pueblo se eleve a rango de ciudad, lo que se hizo realidad el 14 de noviembre de 1900, gracias a las gestiones del diputado Isidoro Caballero y el apoyo de una pléyade de ciudadanos con mentalidad progresista.
AMG//

------------------- 000000 --------------