Tienen orden de cobrar diezmos: Nombran nuevos “mochileros” del alcalde Mérida y su esposa

Cochabamba, 19 de noviembre (Eltunari.com/Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama y su joven esposa Jovanna Maldonado Villarroel, tras deshacerse de su intermediario Richard Agreda Torres, nombraron nuevos "mochileros" en el edificio central y hospital de Quillacollo.

De acuerdo a una información de dirigentes municipales de la Alcaldía de Quillacollo, a la que este medio de comunicación tuvo acceso, los nuevos encargados de cobrar los famosos "diezmos" a empresas y proveedores de implementos médicos, serían Ariel Herbas y Magaly Luján en la Dirección de Finanzas, además de un funcionario no identificado en el hospital Benigno Sánchez.

Los nuevos mochileros de la pareja municipal, tendrían la urgente misión de hacer las "cobranzas de los diezmos" a todas las empresas que se adjudicaron obras y provisión de medicamentos e implementos de salud. La emergencia en el cobro se debería a la posible destitución del alcalde Mérida por los presuntos delitos de falsificación de su libreta de servicio militar.

Según antecedentes, que fueron confirmados por los abogados de la parte querellante, la audiencia de medidas cautelares se realizará el 25 de noviembre. Los fiscales anticorrupción ratificaron el pedido de su detención preventiva en la cárcel de máxima seguridad de El Abra.

DENUNCIA
Ante la acción de los nuevos mochileros, cursa en el Concejo Municipal de Quillacollo una denuncia escrita en ese sentido, exigiendo una investigación y sanciones en caso de comprobarse los delitos de extorsión y corrupción.

En el caso del hospital los testimonios sostienen que Jovanna Maldonado presionaría a los encargados de administración del hospital Benigno Sánchez para hacer los cobros a las proveedoras de insumos, implementos y medicamentos.

Se precisó que en el hospital de Quillacollo se habría adquirido implementos por más de 4 millones de bolivianos, los mismos que aún no fueron pagados.

Por su parte, en la Dirección de Finanzas, los encargados del Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes), Ariel Herbas y Magaly Luján, también reciben presiones para ejecutar los diezmos. Ambos funcionarios serían de alta confianza del alcalde Eduardo Mérida Balderrama.

La probabilidad de su encarcelamiento, obligaría a realizar los máximos esfuerzos en el cometido de esos ilícitos que a lo largo de un año y cuatro meses ha sido la marca y estigma de la gestión del alcalde Mérida.
AMG//