Ante la indiferencia municipal: Denuncian tala de molles a fiscalía en el centro urbano de Quillacollo

Cochabamba, 6 de diciembre (Eltunari.com/Red País).-

Ante la indiferencia de la Alcaldía de Quillacollo, vecinos de "Tres Chorros", al norte de esta ciudad, presentaron denuncia formal ante la Fiscalía Ambiental contra Julio Soliz Quiñones por la tala o derribo de molles añosos.

La denuncia fue presentada por el abogado Jaime Mendoza Zubieta, quien cansado de los actos criminales en contra de los molles, especie protegida por una ley nacional, pide las sanciones más drásticas para los que destruyen el medioambiente.

La acusación se realizó el pasado 16 de noviembre, en una primera instancia, ante el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, quien derivó el caso a la Dirección Municipal de Medio Ambiente para su inmediata intervención y así proteger a otros molles que corrían el riesgo de ser derribados.

En el primer memorial, el abogado Mendoza pedía las sanciones legales en contra del propietario de la granja "Somer", Julio Soliz Quiñones, "por ser el directo autor de este atentado al medio ambiente". Asimismo, se solicitó una inspección al lugar de los hechos para comprobar la tala de alrededor de 10 árboles de molles que fueron derribados indiscriminadamente para habilitar predios con fines de construcción de viviendas ilegales.

DESTRUCCIÓN
Según el memorial presentado al alcalde Mérida y al fiscal Ambiental Edwin Poma, la "matanza" de molles se realizó en predios de la granja "Somer" de propiedad de Julio Soliz Quiñones, ubicada en la zona de "Tres Chorros", situado en el manzano 55, final calle Cincinato Prado.

"Para la destrucción de los molles, utilizó un tractor pala mecánica, arrancándolos de cuajo con mucha prepotencia y saña, sin tener un mínimo de respeto a la Ley que declara al molle árbol símbolo de los valles. Los añosos molles derribados tenían más de 30 años", señala en el memorial.

Por otra parte, denunció que al margen del asesinato de los molles, Julio Soliz Quiñones, autor de la tala ilegal, le agredió verbalmente señalando que él era dueño y podía hacer lo que le diera la gana con los árboles, cometiendo un delito ambiental que está sancionado con pena de cárcel.

"Señor Fiscal, al estar el árbol de Molle protegido por la Ley 1278, y al quedar sin sanción este hecho por la complicidad de los funcionarios municipales, solicitó su intervención y castigo a todos quienes están involucrados en este caso tipificado como delito ambiental", finalizó.


AMG//

---------------- 000000 ----------------