En accidente de flota Luján: Muerte de funcionaria municipal de Quillacollo descubre hechos irregulares e inmorales

Cochabamba, 11 de diciembre (Red País).-

La trágica muerte en accidente de tránsito de la comunicadora social, Verónica Valdivia Calla, funcionaria de la Dirección de Comunicación de la Alcaldía de Quillacollo, revela graves hechos irregulares e inmorales que involucran al secretario de Desarrollo Humano, Marco Antonio Galvez Lozano.

Valdivia falleció trágicamente el pasado miércoles 7 por la noche al embarrancarse el bus de Trans Luján donde retornaba de Iquique. La joven comunicadora se desempeñaba como Coordinadora de Medios de la Dirección de Comunicación desde agosto del pasado año, y el fin de semana se habría trasladado al vecino país de Chile -según sus familiares- cansada y agobiada de trabajo y una desilusión amorosa.

IRREGULARIDADES
Primiciales investigaciones dan cuenta que Verónica Valdivia no tenía autorización de viaje de la Dirección de Recursos Humanos, pero sí la venia del director de Comunicación, Juan Carlos Choque, que según normas administrativas no tiene atribuciones para dar permiso o vacaciones a sus dependientes.

De acuerdo a testimonios de sus compañeros de trabajo, el pasado fin de semana, Valdivia enfrentaba una grave depresión por causas amorosas que le habría llevado a tomar la decisión de viajar. "La vimos llorando amargamente tras conversar con el secretario de Desarrollo Humano, Marco Antonio Galvez Lozano, y no quiso responder a nuestras preguntas de qué era lo que le pasaba. Sólo atinaba a llorar desconsoladamente", dijo una de sus compañeras que prefirió el anonimato.

Algunos comentaron que Galvez era pareja pública de la joven comunicadora, y lo más probable es que hubo una ruptura sentimental entre ellos, lo que afectó su conducta y decisión para salir de cortas vacaciones.

ACCIDENTE
Tras el fatal accidente, el cuerpo sin vida de Verónica fue trasladada a la morgue del hospital Viedma donde funcionarios municipales se opusieron a que se realice la autopsia de ley por razones desconocidas.

Personal que trabaja en las autopsias revelaron la posibilidad de un embarazo, motivo por el que se habría descartado dicho examen de ley que tiene carácter obligatorio.

Todos estos trascendidos obligaron a varios funcionarios, familiares y amigos a exigir una investigación para que se verifiquen las razones de viaje a Iquique, cuando no existía ninguna invitación oficial a la Alcaldía de Quillacollo, menos a la Dirección de Comunicación.

Por su parte, informaciones en este sentido llegaron al Concejo Municipal de Quillacollo, cuyos miembros se comprometieron, por un mínimo de "piedad cristiana", a pedir informes oficiales al alcalde Eduardo Mérida Balderrama del porqué la extinta Verónica Valdivia salió de vacaciones.

Verónica es recordada por sus familiares y compañeros de trabajo como una dulce y encantadora jovencita, a quien la parca se la llevó trágica y anticipadamente a sus 24 años.
AMG//EFN