Cochabamba, 19 de diciembre (Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama y su joven esposa Jovanna Maldonado Villarroel, según denuncias de funcionarios municipales, ejercitan presiones a secretarios, directores y jefes de unidad para acelerar el cobro de los "famosos diezmos" a las empresas y traficar cargos para la próxima gestión.

Varios funcionarios que pertenecen a esas reparticiones, que prefirieron el anonimato por temor a las duras represalias que se ejercitan en la Alcaldía de Quillacollo, revelaron que reciben diariamente órdenes del alcalde Mérida y su esposa para hacer los cobros a las empresas contratistas, proveedores y otros que tienen relación contractual.

Denunciaron que las presiones son permanentes, especialmente en los últimos días, particularmente a las empresas que ejecutaron asfaltos, empedrados, sistemas de riego y otros. Asimismo, a las firmas que proveyeron medicamentos, implementos de salud, desayuno escolar y compras menores.
Indicaron que las reparticiones municipales que reciben presiones son las secretarías de Desarrollo Humano, Planificación, Técnico, Hospital de Quillacollo, Tesoro Municipal, Registro Único de Automotores (RUA), Desarrollo Productivo, Urbanismo, Catastro y las empresas de Agua Potable y Alcantarillado y Aseo Urbano (Emapaq y Emaq).

MINUCIOSA INVESTIGACIÓN
En torno a las denuncias, el concejal Zacarías Jayta dijo que las mismas llegaron por escrito y de manera verbal al Concejo Municipal de Quillacollo, por lo que iniciarán una investigación minuciosa "caiga quien caiga".

Dijo que ya era el colmo que el alcalde Mérida y su esposa estén involucrados en esas prácticas detestables y pretendan manejar la Alcaldía como si fuera de su propiedad. "Ellos no son dueños de vidas ni de las reparticiones de la Alcaldía, por lo que deben dar cuenta de sus actos en cualquier momento, porque estos hechos no pueden pasar por alto porque se trata de los dineros del pueblo", dijo.

Jayta afirmó que coincidía con los demás concejales, dirigentes vecinales, medios de comunicación y periodistas honestos, de que en la Alcaldía de Quillacollo se encaramó un clan familiar con características mafiosas, cuyo único fin es enriquecerse ilícitamente a costa de los quillacolleños.

"Lo que está pasando en Quillacollo jamás ocurrió en toda su historia. Nunca antes se escuchó tantas denuncias y hechos de corrupción que, incluso, involucra a la joven esposa del alcalde Mérida, lo que es muy indignante", finalizó.
AMG// EFN