Cochabamba, 28 de diciembre (Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama ordenó el descuento entre 100 y 1.000 bolivianos a los trabajadores de las diferentes reparticiones municipales, e impuso aportes obligados a las empresas contratistas dependiendo los montos de las obras y precios adjudicados.

Dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Quillacollo confirmaron estos extremos, pese a que muchos funcionarios se resistieron a hacerlo, pero pudo más las amenazas de despidos y cambios en sus fuentes de trabajo.

Una nota enviada al Concejo Municipal de Quillacollo, sostienen que la orden de los descuentos fue impartida por el alcalde Mérida, quien "sueña y fantasea con una Navidad al estilo de Estados Unidos donde se realiza un desfile de carrozas". La autoridad se planteó un desfile con más de 20 carrozas que recorrerán las principales calles de Quillacollo, y parte de la región metropolitana, repartiendo en el camino dulces y otras golosinas propios de estas fechas, agregan.

Los dirigentes confirmaron que Mérida ordenó que cada repartición arme una carroza con sus propios recursos, para lo que instruyó el descuento de montos que oscilan entre 100 y 1.000 bolivianos, dependiendo del cargo de cada funcionario.

Calificaron los descuentos como abusivos, porque inicialmente se pensó en una convocatoria abierta hacia la población y sus instituciones, pero al confirmar que Mérida no cuenta con el apoyo de los vecinos, optaron por recurrir a los bolsillos de los trabajadores y así evitar un fracaso, como ocurre con todas sus actividades.

CONTRATISTAS
Por su parte, la asambleísta departamental por Quillacollo, Lizeth Beramendi, reveló que recibió denuncias de varios empresarios y contratistas que trabajan con la Alcaldía de ser víctimas de extorsiones del alcalde Mérida y su esposa Jovanna Maldonado Villarroel con el argumento de apoyar el desfile de carrozas navideñas.

Afirmó que el alcalde Mérida no conforme con recibir los "afamados diezmos" por obra adjudicada, impuso a los contratistas contribuciones económicas para apoyar en el armado de carrozas y así garantizar su éxito.

"Mérida se olvidó de hacer gestión ya que en Quillacollo no hay obras, y quiere tapar su incapacidad técnica y administrativa montando circos o shows mediáticos. Se aprovecha de la Navidad, que es una fecha muy sensible, para aparentar trabajo cuando lo único que busca es figurar y desviar la atención de la falta de obras y sus juicios por falsificación de su libreta militar que podrían derivar en su encarcelamiento", finalizó.
//AMG/EFN//