Jovanna Maldonado, esposa del alcalde de Quillacollo, dispuso de dineros de sanciones para regalar canastones

Cochabamba, 30 de diciembre (Red País).-

Continúa imparable la injerencia en la Alcaldía de Quillacollo de Jovanna Maldonado Villarroel, esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, quien el pasado viernes 23 dispuso arbitrariamente de 156.406,78 bolivianos provenientes de "multas y sanciones", y que correspondían única y exclusivamente a los trabajadores municipales para la compra de canastones navideños.

Los dineros fueron desembolsados por órdenes del alcalde Eduardo Mérida Balderrama a nombre del director del Tesoro Municipal, Alex Angulo García, quien a su vez entregó la totalidad del monto recaudado a lo largo del año a Jovanna Maldonado para su directa administración.

Según denuncias de los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Quillacollo, bajo reserva de identidad, la decisión de entregar el dinero a Maldonado fue ampliamente discutido en una reunión en oficinas de la Jefatura de Recursos Humanos con participación del dirigente del Sindicato de Obras Públicas, el director del Tesoro Municipal Alex Angulo, el jefe de impuestos a la Chicha Abat Sevilla y otros. Todos acatando las instrucciones del alcalde Mérida, quien luego habría planteado entregar canastones a todos los trabajadores disponiendo dineros de otros ítems.

Revelaron que inicialmente, con los dineros provenientes de multas y sanciones, beneficiaron a 100 trabajadores, a quienes se entregó canastones que contenían víveres y aceites de cinco litros. Posteriormente las raciones disminuyeron con aceites de dos litros, estimándose que cada canastón tenía un precio de 220 bolivianos.

DESCONTENTO
Los dirigentes de los trabajadores municipales y los propios beneficiarios, indicaron que los costos de los canastones no guardaban relación con su contenido, además que no correspondía comprar los mismos a la esposa del alcalde Mérida.

Afirmaron que los dineros para el regalo, pertenecían única y exclusivamente a los trabajadores, porque provenían de multas y sanciones por atrasos, inasistencias y otros castigos.

"Todos se preguntaron, ¿qué tenía que ver Jovanna Maldonado con los dineros de los trabajadores para que ella junto a otras funcionarias de su confianza, dispongan libremente de esos recursos? Tenemos dudas de su correcta administración, ya que versiones de otros trabajadores confirmaron que Maldonado desvío varios canastones a su domicilio", finalizaron pidiendo una investigación de este nuevo caso de presunta corrupción.
//AMG/EFN//