En juicio contra periodista: Alcalde pone a disposición de su esposa el despacho edil como domicilio procesal

Cochabamba, 4 de enero (Red País).-

Haciendo uso de un poder desmedido, el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, puso a entera disposición de su esposa Jovanna Maldonado Villarroel el despacho municipal como domicilio procesal en un juicio contra el periodista Walter Gonzales Valdivia, confirmando el presunto delito de Uso indebido de bienes y servicios públicos.

Según antecedentes judiciales, Gonzales y Maldonado enfrentan en estrados judiciales procesos penales por delitos contra el honor, ya que el 13 de agosto del 2016 la joven esposa del alcalde Mérida, insultó y ofendió al periodista en plena plaza principal de la ciudad de Cochabamba.

Transcurrieron tres audiencias de conciliación y Maldonado no asistió, confirmando su decisión de no retractarse y ofrecer disculpas públicas al periodista Gonzales. Por influencias y asesoramiento del alcalde Mérida, Maldonado interpuso un juicio inventado contra Gonzales por los mismos delitos con el propósito de evitar otorgar satisfacciones que la ley prevé para este tipo de ilícitos.

De acuerdo al abogado Gilmar Terrazas, quien lleva la defensa legal de Gonzales, la esposa del Alcalde habría expresado que "jamás ofrecería disculpas y antes de ello prefería la muerte", anunciando interponer juicios y recursos con ayuda de su esposo y sus amigos jueces y fiscales.

Y así lo hizo, ya que el 28 de noviembre del 2016 presentó un memorial donde señalaba como "domicilio procesal el despacho del alcalde Eduardo Mérida Balderrama", poniendo al descubierto el uso ilegal de los bienes y servicios municipales.

Para subsanar este error, el pasado 22 de diciembre, Maldonado a través de su abogada María Luz Varas Medrano, presentó otro memorial solicitando la "corrección parcial del memorial del 28 de noviembre y su correspondiente decreto de 2 de diciembre". Culpó de este desliz legal a un "lapsus calami" (equivocación por olvido o falta de atención), pidiendo dejar sin efecto y mantener incólume lo demás.

NUEVO DELITO
Según Terrazas, la solicitud de dejar sin efecto ese error procesal no le libra al alcalde Mérida del presunto delito de Uso indebido de bienes y servicios públicos, ya que en los hechos ocurre esa situación.

"El alcalde Mérida utiliza todo su poder y a su mujer para entablar juicios contra el periodista Gonzales, con el propósito de acallarlo o silenciarlo y así evitar las denuncias de corrupción que socavan su gestión. La autoridad no sólo utilizaría los bienes y funcionarios para la defensa legal de su esposa, sino recursos económicos de la Alcaldía, según revelaciones de sus propios asesores legales", dijo.

Por todo ello afirmó que presentarán denuncia formal ante el Concejo Municipal de Quillacollo para que investiguen y sancionen el uso de bienes y servicios en casos particulares y privados. También anunció que interpondrán denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, ya que se trata de un presunto delito que afecta al municipio.

Terrazas recordó que artículo 26 de la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz de Uso indebido de bienes y servicios públicos, sostiene: "La servidora o servidor público que en beneficio propio o de terceros otorgue un fin distinto al cual se hallaren destinados bienes, derechos y acciones pertenecientes al Estado o a sus instituciones, a las cuales tenga acceso en el ejercicio de la función pública, será sancionado con privación de libertad de uno a cuatro años. Si por el uso indebido, el bien sufriere deterioro, destrozos o pereciere, la pena será de tres a ocho años y reparación del daño causado. La pena del párrafo primero, será aplicada al particular o servidor público que utilice los servicios de personas remuneradas por el Estado o de personas que se encuentren en el cumplimiento de un deber legal, dándoles un fin distinto para los cuales fueron contratados o destinados".
//AMG/EFN//