Por órdenes de Eduardo Mérida: Consolidan urbanización ilegal “Salud” en área de forestación y equipamiento

Cochabamba, 4 de enero (Red País).-

Por órdenes del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, el director de Urbanismo, Orlando Bustamante, aprobó la urbanización ilegal "La Salud" en una zona de equipamiento y franja de protección, ubicada en Villa Asunción-Cota, al Sudeste de Quillacollo, muy cerca del río Rocha.

Los terrenos en cuestión figuran en el Plan de Ordenamiento Urbano desde 1992 como área de "forestación y futuros equipamientos", por lo que estaba prohibido cualquier venta, fraccionamiento o urbanización. El área presuntamente de propiedad de la familia Galetovich, no tiene derecho propietario garantizado por existir una sobreposición de títulos con la familia de Valentín Achá.

PROPIEDAD EDIL
Según los antecedentes que cursan en la Dirección de Urbanismo, los terrenos estarían dentro los alcances de la Ley 3194 y la Ordenanza que declara al sitio "zona de forestación y equipamiento", siendo prohibido cualquier fraccionamiento por ser, además, de propiedad municipal.

Denuncias en este sentido fueron presentadas al Concejo Municipal de Quillacollo, quienes en las próximas horas realizarán una inspección al lugar para confirmar el avasallamiento de loteadores y la decisión ilegal de sus presuntos propietarios.

Por su parte, el concejal Zacarías Jayta dijo que de acuerdo a todas las referencias existentes, los terrenos que habrían sido loteados y urbanizados con el nombre de "Salud", son de propiedad municipal, por lo que se asumirá defensa de ese patrimonio.

TÍTULOS TRUCHOS
La intención de urbanizar o lotear dichos terrenos en "litigio" se remontan a hace más de 15 años debido a la inexistencia de documentos fehacientes y legales de los presuntos propietarios.

Según los antecedentes, en varias gestiones ediles se intentó la aprobación de la denominada urbanización Salud, pero al comprobarse que los terrenos se encontraban en área protegida y de propiedad municipal, ningún alcalde se animó a enajenar esos predios.

Los beneficiarios argumentan que tienen el apoyo y la aprobación del alcalde Eduardo Mérida, quien habría instruido al director de Urbanismo, Orlando Bustamante, al jefe de Catastro, Richard Oviedo y al secretario de Planificación, José Villarroel, se dé curso al loteamiento y construcción de más de 300 viviendas en una zona prohibida.

Se estima que más de 12 hectáreas estarían en peligro de ser fraccionadas, generando ganancias fabulosas de aproximadamente 7 millones de dólares.


//AMG/EFN//