Las colegialas tendrán hasta 90 días de baja por embarazo

Cochabamba, 4 de enero (Pagina Siete).-


El galeno que atienda a la estudiante definirá desde cuándo tendrá la baja médica. Los padres de familia aplauden que se evite así la deserció
Las colegialas tendrán hasta 90 días de baja por embarazo Archivo / Página Siete. Las estudiantes embarazadas reciben respaldo estatal.

Para evitar la deserción escolar, las estudiantes embarazadas tendrán hasta 90 días de baja médica. Se dispondrá de 45 días antes de que nazca el bebé e igual tiempo para después del alumbramiento, indica una nueva resolución del Ministerio de Educación.

"Hemos aprobado una resolución en la que se determina qué tiempo tiene la estudiante embarazada (de baja escolar). Será como en el sistema de la seguridad social, aunque la baja (por maternidad) en nuestra área será dependiendo de la certificación médica que genere el galeno que controle a la gestante para que se les otorgue la tolerancia necesaria", afirmó ayer el viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz.

La Ley 006 de Seguridad Social promulgada en 2010 instruye que en los casos de maternidad se expedirá certificados pre y posnatal. Ambos, por 45 días para que obtengan su baja médica.

Quiroz explicó que el tiempo de baja en unidades educativas será el "básico" y que estará sobre la base de los 90 días que se dispone por ley. Sin embargo, esa autoridad no ocultó cierta contrariedad por el tiempo de ausencia en aulas de esas alumnas. "Son tres meses de permiso y se perderán dos bimestres. Es mucho tiempo", destacó la autoridad.

Resaltó que tanto técnicos del ministerio, como padres de familia sugirieron que no se otorgue tanto tiempo de licencia, pero ello "dependerá de la estudiante. Ella puede decir que acudirá a su establecimiento para recoger y presentar trabajos, y realizar alguna evaluación".

Aunque esa disposición aún no era norma vigente el año pasado, en algunos colegios ya daban esa tolerancia a sus colegialas embarazadas, entre ellos la Unidad Educativa Ayacucho.

Para el presidente de la Junta Nacional de Padres de Familia, Franklin Gutiérrez, ésta es una buena medida, ya que ayudará a las estudiantes embarazadas a no perder el año escolar.

"Antes, muchas estudiantes que estaban embarazadas dejaban de ir al colegio. Por su estado no acudían a clases y tenían muchas faltas, lo que no era permitido porque la asistencia era controlada; con ésta disposición ellas tendrán tolerancia y flexibilidades en sus labores escolares", destacó.

Un informe del Ministerio de Salud señala que en Bolivia cada día 11 adolescentes de entre 10 y 15 años se embarazan. De enero hasta agosto de 2016 se reportaron 2.813 casos de embarazos en niñas de esas edades.

El viceministro de Educación Regular precisó que la norma regirá desde este año, para evitar la deserción escolar de esta población estudiantil. Los maestros, directores y estudiantes deben realizar un cronograma consensuado. "Si incumplen la norma, aplicaremos la sanción", puntualizó y aseguró que ello será considerado una falta; un incumplimiento de deberes dentro del Reglamento de Falta de Sanciones. "La sanción va desde llamada de atención, procesos administrativos, descuentos hasta despido del magisterio".