Muere Baji, una de las últimas pacahuaras

Cochabamba, 7 de enero (Los Tiempos).-

La indígena boliviana pacahuara Baji murió el 31 de diciembre dejando a dos hermanos y dos sobrinas como los únicos representantes vivos de esa cultura amazónica, que está al borde de la extinción y es una de las 36 etnias que reconoce la Constitución de Bolivia, informó ayer el antropólogo Wigberto Rivero.

"Baji era una mujer indígena pacahuara", de unos 57 años, que murió a las nueve de la noche "antes de entrar al Año Nuevo, aquejada aparentemente por un cáncer en el estómago", dijo a Efe Rivero, que es un estudioso de ese grupo étnico.

Sin Baji, "solamente cuatro personas hablan el idioma y conocen la cultura": dos hombres, Maro y Buca, y dos mujeres, Bose Pistia y Shaco Pistia (Pistia en pacahuara significa "junior").

Históricamente, los pacahuara son un pueblo que pobló la región norte de la Amazonía de Bolivia y era uno de los grupos indígenas más numerosos a finales del siglo XIX y principios del XX, con unas 40.000 o 50.000 personas, según la documentación del antropólogo.

Como los grupos amazónicos, los pacahuara tenían "una fuerte relación armoniosa con la naturaleza" y "eran cazadores, pescadores, recolectores de frutas", contó Rivero.

Sin embargo, en esa época, "fueron prácticamente exterminados", según el testimonio de Rivero, por los caucheros, entre "ingleses, alemanes y de gente de La Paz y Santa Cruz (este)" que llegaron a la Amazonía a recoger la goma elástica del árbol de caucho.

A mitad del siglo XX, sólo quedaba una familia de nueve personas, de las que ya sólo quedan cuatro.

Vivieron de forma itinerante hasta que se asentaron de nuevo junto a otro grupo indígena, los cachobo, que viven en el departamento amazónico de Beni, junto a la frontera con Brasil, al sur de donde se situaban en su origen.