Mentalidad criminal: Alcalde Mérida financia a una mujer para que culpe de violación a un abogado

Cochabamba, 9 de enero (Red País).-
El alcalde Eduardo Mérida Balderrama financiaría a una mujer para que denuncie de violación y golpiza al abogado Max Ureña Cadima, quien es víctima de una campaña de desprestigio por formar parte del equipo de abogados que impulsan la querella por falsificación de una libreta de servicio militar, y que pone a la autoridad edil al borde de su detención preventiva en una cárcel de Cochabamba.

Ureña junto a otros profesionales abogados fueron contratados por el dirigente vecinal Álvaro Zamorano Huacaña para iniciar las acciones legales en contra de Mérida, por los presuntos delitos de Falsedad material, Falsedad ideológica y Uso de instrumento falsificado.

Mérida, según antecedentes de dominio público, es enjuiciado en instancias judiciales por los delitos mencionados. El proceso legal se encuentra en su etapa de medidas cautelares en el Juzgado 3º de Instrucción Penal de Quillacollo, cuya audiencia fue suspendida por una Acción de Amparo que presentó a último momento el alcalde para evitar su detención preventiva y que fue calificada de "chicana jurídica".

Asimismo, hace una semana el abogado Ureña ganó un Amparo de Cumplimiento a la Alcaldía de Quillacollo, poniendo al descubierto cobros ilegales y corrupción en las direcciones de Catastro y Urbanismo. Ese hecho debía ser denunciado a la opinión pública este martes 10 en conferencia de prensa, reconfirmando varios ilícitos municipales.

DESPRESTIGIO
Según Ureña, ahora víctima de una campaña de desprestigio, impulsado y financiado por el alcalde Eduardo Mérida, la denuncia ante la Fiscalía por el presunto delito de violación, sólo buscaría acallarlo para evitar que los hechos de corrupción sean de conocimiento público.

"En Quillacollo todos saben cómo opera el alcalde Mérida en contra de los opositores o críticos a su gestión: instaura procesos legales, realiza persecución política, contrata sicarios y planifica campañas de descalificación pagando a presuntas víctimas y contratando abogados que trabajan con delincuentes", dijo a tiempo de señalar que es víctima de una acción dirigida a silenciarlo y apartarlo de los juicios en contra de Mérida.

Ureña afirmó que no renunciará a ser defensor del dirigente vecinal Zamorano ni se apartará de los procesos legales que incriminan a Mérida en delitos de falsificación y corrupción municipal.

"Si este el precio que debo pagar por defender a la población de un clan familiar que se enquistó a la Alcaldía para robar y cometer fechorías, estoy dispuesto a enfrentarlo con dignidad y decoro defendiendo el patrimonio de los quillacolleños. En las próximas horas Cochabamba sabrá cómo montaron la denuncia de una presunta violación, dopaje y golpiza, ya que la mujer que presenta el memorial tiene antecedentes de violencia intrafamiliar y recurrió para su defensa a mis servicios profesionales", finalizó.
AMG// EFN