Cochabamba, 9 de enero (Red País).-

Los concejales Antonio Montaño y Zacarías Jayta desmintieron las denuncias públicas del alcalde Eduardo Mérida, quien el pasado jueves 5, les acusó de "coimear a jueces para su detención preventiva en el juicio por falsificación de su libreta de servicio militar".

Ambos concejales, en conferencia de prensa, desvirtuaron esas denuncias afirmando que se trata de un acto desesperado del alcalde Mérida ante la posibilidad cierta de su encarcelamiento y alejamiento de la silla edil.

"El alcalde Mérida ya no sabe qué inventarse porque sufre de delirio de persecución, cuando en realidad es una manifestación de su subconsciente que no le deja dormir en paz. Ahora nos acusa de coimear o comprar a los jueces, cuando es él quien hace componendas con abogados y algunos administradores de justicia para salir libre y culparnos de todo y nada", indicaron.

PERSECUCIÓN EDIL
Correspondió al concejal Zacarías Jayta afirmar que no existe ningún tipo de componenda ni compra del accionar de los administradores de justicia, porque los delitos que cometió Mérida están comprobados con documentos fehacientes y certificaciones del Ministerio de Defensa.

Reveló que el alcalde Mérida "enloqueció sin remedio" ya que les haría perseguir en vehículos y motocicletas hasta sus domicilios. "Por todas las pruebas que tenemos, el alcalde nos ha puesto investigadores a cada uno de los concejales y no nos deja en paz por lo que pediremos garantías a las instancias pertinentes, pues uno tiene todo el derecho de caminar por donde crea conveniente", afirmó.

Jayta admitió que sostienen reuniones permanentes con el dirigente de la Confederación Sindical de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Feliciano Begamonte para coordinar proyectos de riego en favor del área rural de Quillacollo, y jamás hablaron de complotar o comprar jueces en contra de Mérida.

"El alcalde Mérida tergiversa la realidad, acusándonos de coimear para hacer que lo detengan. Mentira. Nunca hemos hablado de esa posibilidad, por el contrario él está acostumbrado a esas cochinadas y cree que todos somos de su condición", dijo a tiempo de emplazarlo a trabajar por el bien de Quillacollo y dejar atrás su mediocre gestión.
AMG// EFN