Cochaba, 10 de enero (Red País).-

Mala calidad y sobreprecios de Bs 1.768.393, se detectaron en siete productos de raciones líquidas del desayuno escolar en el municipio de Quillacollo, mismos que fueron denunciados al Concejo Municipal para su seguimiento, investigación y sanción.

De acuerdo a una evaluación del Documento Base de Contrataciones (DBC) para esta gestión se ha previsto 44.432 estudiantes beneficiados con la alimentación complementaria. En 2016, el número de raciones ponderado fue de 43.365 distribuidas en 83 unidades educativas y confirmadas por la Dirección Distrital de Educación de Quillacollo que determinó un crecimiento vegetativo del 2%.

Para la gestión 2017, el número de raciones ponderado es de 44.432 que se distribuirán en las 83 unidades educativas. El DBC advierte que el número de beneficiarios será reajustado mensualmente, siendo el crecimiento vegetativo del 5% para el inicio de actividades escolares.

Según informes oficiales durante la gestión 2016 el desayuno escolar benefició a 44.432 alumnos y se prevé para 2017 algo más de 46.653 estudiantes, es decir 2.421 personas más, siendo el crecimiento del 5%. El presupuesto para esta gestión alcanza a 513 bolivianos por alumno, 111 bolivianos más que en 2016, lo que debía obligar a mejorar la calidad y cantidad del desayuno escolar, pero no ocurre así, pese a que se mantienen los volúmenes en los productos, disminuyen las características nutricionales y aumentan el precio de los productos.

SOBREPRECIOS
Según una comparación de los lotes licitados en 2016 y 2017, se verificó nueve ítems con características similares, los cuales sufrieron incrementos y decrementos en los precios.

Los productos que enfrentan esas irregularidades son: Leche con quinua y manzana; Yogurt frutado; Néctar de frutas; Gelatina; Empanada con relleno de huevo; Empanada con relleno de dulce, Queque sabor a fruta; Pan multicereal y Manzana.

De acuerdo a los datos oficiales, se evidencia decrementos y especialmente incrementos en nueve ítems que no condicen con la realidad ni con los datos estadísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se afirma que no existe sustento técnico y legal para efectuar modificaciones de precios con relación a 2016.

De todos los antecedentes señalados, se confirma que en siete ítems o raciones líquidas, existe un sobreprecio de Bs 1.768.393,60, que debe ser aclarado por los encargados del proceso de contratación del desayuno escolar, especialmente de la Dirección de Educación ya que su responsable habría tomado decisiones personales sin la participación de los padres de familia, Dirección Distrital de Educación y otras instituciones que tienen que ver con la aprobación, control y cumplimiento.
AMG// EFN