Cochabamba, 12 de enero (Red País).

Los intereses privados, comerciales y políticos, impiden que las dos circunvalaciones con que cuenta Quillacollo no cumplan sus funciones para el desvío de vehículos de alto tonelaje y el transporte pesado.

Las versiones corresponden al director de la Unidad Operativa de Tránsito, Marco Miranda Zamorano, quien dijo que por la oposición de algunos malos vecinos de las circunvalaciones Sud y Norte y la falta de autoridad del alcalde Eduardo Mérida, estas vías construidas con el fin específico de despejar el tráfico vehicular del centro urbano, especialmente de la avenida Blanco Galindo, no son utilizadas.

Ante una especie de bloqueo de esas vías especiales, todos los vehículos livianos y medianos del servicio público, además de los privados y alto tonelaje pasan por el centro mismo de la ciudad de Quillacollo, concretamente por la avenida Blanco Galindo.

"Esta realidad no importa a nadie, ya que en el caso de la Circunvalación Norte, las aceras y calzadas, en varios tramos, están convertidas en puestos de venta, comercio y talleres mecánicos, lo que dificulta la circulación vehicular y destruye la capa asfáltica. Los daños son cuantiosos, y con efectos multiplicadores negativos, también en la Circunvalación Sud", agregó.

ACCIDENTES
Según Miranda la invasión y el intenso tráfico de rodados por la avenida Blanco Galindo, en 2016, provocaron accidentes de tránsito con atropellos y muerte de dos personas, especialmente perpetradas por el transporte pesado.

Dijo que la masiva circulación de vehículos del transporte interdepartamental e interprovincial por esa vía, también ocasionan el deterioro y destrucción del asfalto de dicha avenida.

"La avenida Blanco Galindo, en el tramo entre la terminal y la fábrica Manaco, ha colapsado y se deben hacer todos los esfuerzos para convencer a los malos vecinos para el uso de las circunvalaciones, cuya estructura fue hecha para soportar el paso de vehículos de alto tonelaje. En caso de no hacerlo, tengan la seguridad que Quillacollo es una bomba de tiempo con funestas consecuencias para la seguridad ciudadana", finalizó.
AMG//EFN