HOMENAJE A MI "CLON", EL ZORRO EDWIN CARPIO.

Muchos se preguntarán por qué "Clon" y por qué "Zorro", ya que a mi buen amigo y hermano, Edwin Carpio San Miguel, le bautizamos en Cochabamba con esos hermosos apodos que tienen un gran significado.


Nada que ver con el Zorro que conocemos y qué está refugiado en los Estados Unidos, tampoco con el personaje de película, El Zorro; mucho menos con las sospechas de la Eliana y otras amigas de que Zorro viene de ese individuo "tunante, truhán y bandido con las mujeres y que se las sabe todas". No, amigos, naquever. Zorro y Zorrito, es por la nariz un tanto respingada que tiene y se parece mucho a ese noble animalito de campo como ven en las ilustraciones de este homenaje.


¿Y Clon? Por qué coincidimos en muchas visiones de la vida y el mundo, especialmente en nuestras convicciones periodísticas con alta dosis de ética y estética. También por nuestras coincidencias de amor al terruño y su rico patrimonio, que con Edwin decidimos defender a rajatabla y a costa de nuestras propias vidas.


Acordamos defender la variada flora y fauna, en particular del árbol mágico del Molle que enfrenta una lenta extinción por la acción de los arboricidas. Son muchas cosas las que nos unen, y evitamos las que nos pueden separar.
Edwin, mi Zorro del alma, debes saber que nuestra amistad y hermandad es resultado de esas mínimas coincidencias y cualidades, que hoy que cumples años las valoro sin ambages ni rodeos.


Mi hermano espero que siempre te mantengas sano, lozano y feliz, pero también firme en tus decisiones para seguir caminando por este "mundo ancho y ajeno". ¡Te lo mereces Zorrito!
Y jamás olvides, que el verdadero amigo es aquel que crítica de frente y elogia por la espalda.
Gracias por el privilegio de ser tu amigo y por aceptarme como soy.
FELIZ DÍA, HOY Y SIEMPRE MI HERMANO.


Quillacollo, lucero del universo, 14 de enero de 2017

Vídeo NotiTunari