Proponen actualizar ley de saneamiento de tierras

Cochabamba, 15 de enero (Los Tiempos).

El director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Jhonny Cordero, afirmó ayer que después de dos décadas de vigencia de la Ley 1715 de 1996 "es necesario trabajar en una nueva normativa, porque ya son 20 años de saneamiento".

El anuncio fue hecho en el Informe de Rendición Pública de Cuentas del INRA de la gestión 2016, que se realizó en Cochabamba y contó con representantes de los nueve departamentos.

También se pretende plantear una ley de expropiación de la pequeña propiedad, debido a que muchos beneficiarios han abandonado la tierra.

En el informe se destacó el avance del proceso de saneamiento de 106 millones de hectáreas agrícolas en el país desde 1996 y se anticipó que el ciclo culminará en 2017 con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El representante de los Pueblos Originarios del Consejo Nacional de Ayllus, Hilarión Mamani, recordó que la Constitución Política del Estado establece que la tierra es para quien la trabaja y la necesita. Sin embargo, después de 20 años de la Ley del INRA, es necesario saber cuánto se avanzó con el saneamiento y cuántas tierras fiscales se dotaron. "¿Se dota a las comunidades o también a los menonitas?", preguntó el dirigente.

El representante de la Confederación de los Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Lucio Ayala, dijo que para su sector la autonomía está ligada al territorio. Lamentó que si bien tienen territorio "no se quiera dar ni un metro más a los indígenas".

El viceministro de Tierras, Valentín Ticona, remarcó que antes en el periodo neoliberal el INRA no realizaba una rendición de cuentas y valoró que ahora las personas puedan plantear observaciones. Declaró que el propósito es corregir las fallas que existen en el proceso.

También se creó la línea gratuita 800-104041 y el WhatsApp 715-22074 para recibir consultas.

El INRA informó que a la fecha ha saneado 82 millones de hectáreas de tierras agrícolas de las 106 para titular en el país, que representan el 78 por ciento.

En 2017, el reto es culminar el proceso de titulación de 24 hectáreas con un financiamiento del BID y el Gobierno de 60 millones de dólares. Pero hay 7 millones de hectáreas en conflicto. El director distinguió dos décadas. La primera de 1996 a 2005 donde se sanearon 9,3 millones de hectáreas. La segunda de 2006 a 2016 donde por año se sanearon entre 13 y 5 millones de hectáreas.

COSTOS, RECURSOS Y CONVENIOS

NUEVOS ARANCELES.- El INRA fijó nuevos aranceles para los trámites de saneamiento de tierras a través de la Resolución 290.

Entre los principales cambios están la disminución del costo de los informes legales que bajaron de 200 a 150 bolivianos, los certificados de estado de saneamiento de 150 a 100, la certificación de título ejecutoriado de 150 a 100, la rectificación de 200 a 150 y la fotocopia legalizada de 100 a 50.

CONVENIOS.- El INRA Nacional informó que suscribió convenios con varias instituciones como el INE para hacer un censo sobre el uso de las tierras saneadas. Otro con las Fuerzas Armadas para la regularización del derecho propietario de los cuarteles. Además, de otro con la Autoridad de Bosques y Tierras sobre la reforestación y ampliación de la frontera agrícola. También uno con el Ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda para el saneamiento del derecho de vía del tren de Yapacaní a Bulo Bulo hasta la planta de industrialización de urea.

PRESUPUESTO.- El INRA administra un presupuesto anual de alrededor de 140 millones de bolivianos para el saneamiento de tierras en todo el territorio boliviano. Actualmente, ninguna empresa privada interviene en el proceso, únicamente, los 1.200 funcionarios de la institución.