Cochabamba, 15 de enero (Red País).-

El pleno del Concejo Municipal de Quillacollo y víctimas de acciones ilegales, presentarán en las próximas horas denuncia formal en contra del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y el "mochilero" Richard Agreda Tórrez, involucrados en el escándalo de los "audios de la corrupción".

Los concejales Héctor Montaño y Willy López informaron que dicho caso no puede quedar en la impunidad, ya que los daños a la imagen y el patrimonio de los quillacolleños son cuantiosos, debido al "desfalco descarado" que se hizo de la economía municipal y al abuso de la fe pública.

Ambos concejales que hace poco se desmarcaron del entorno del alcalde Eduardo Mérida, cansados de sus "abusos, maltratos, mentiras y farsas", lamentaron que los otros nueve concejales no hayan presentado la denuncia ante los fiscales anticorrupción, incurriendo en el presunto delito de Incumplimiento de deberes, incluso de complicidad.

"Hemos pedido a todos los concejales cumplir con los anuncios que realizaron durante la conferencia de prensa ofrecida en septiembre de 2016, donde entregaron a los representantes de la Brigada Parlamentaria, Ministerio de Transparencia y Contraloría de Cochabamba, los audios donde se escuchan las conversaciones del alcalde Mérida, su esposa y Richard Agreda, en sórdidos negociados, extorsiones, cobros de diezmos a las empresas contratistas y proveedores. Asimismo en loteamientos y aprobación de urbanizaciones ilegales, además de la destrucción y desaparición de trámites de rivales políticos y sentimentales del alcalde y su cónyugue", afirmaron.

Montaño y López, deploraron que esos hechos corruptos y de abuso de confianza en que incurrieron el alcalde Mérida, su esposa Jovanna Maldonado y un advenedizo como Richard Agreda, permanezcan en la impunidad y el silencio cómplice de autoridades municipales, policías y de los ministerios del ramo.
"En cumplimiento de nuestras facultades y obligaciones de legisladores y fiscalizadores de la cosa pública, vamos a exigir que el Concejo Municipal en pleno, asuma su misión de defender el patrimonio de los quillacolleños y presenten la denuncia ante los fiscales anticorrupción para que investiguen los hechos de corrupción denunciados hasta su total esclarecimiento y sanción legal", indicaron.

REPRESALIAS
Ante la decisión pública de ambos concejales, el alcalde Mérida ya inició una campaña sucia de desprestigio y amedrentamiento, además de persecución en contra de ambas autoridades.

Según informes, por instrucciones de Mérida, los concejales Montaño y López son víctimas de campañas de descalificación y cacería política, ya que dos funcionarios ediles están a cargo de seguirles a donde vayan. 

Ambos concejales anunciaron que en las próximas horas, Mérida intentará involucrarlos en hechos de jamás cometieron en represalia por la decisión de alejarse de su entorno.

"Nos desmarcamos por conciencia y compromiso con nuestro pueblo, y porque ya estábamos cansados de soportar tanto abuso, maltrato, ultrajes y corrupción que campea en la Alcaldía de Quillacollo. Y estamos dispuestos a enfrentar la venganza del alcalde Mérida y otros riesgos contra nuestra integridad", finalizaron.
AMG//EFN