La hija de Obama estuvo seis semanas en Tiquipaya

Cochabamba, 16 de enero (Correo del Sur).-

Malia, la hija mayor del presidente saliente de EEUU, Barack Obama, estuvo en Tiquipaya, Cochabamba, durante seis semanas, localidad en la que realizó tareas de voluntariado y tuvo una experiencia que calificó como "muy positiva".

En octubre pasado, la hija del presidente Obama estuvo en Tiquipaya ubicada en la provincia de Quillacollo y también realizó seis semanas de voluntariado en una localidad peruana, supo ANF de personas que conocieron el tema.

Antes del viaje de su hija, Obama habló por teléfono con el presidente Evo Morales para pedirle cooperación, y éste se la ofreció de manera "muy amistosa".

El viaje fue anunciado por el diario El Español y confirmado por la fuente que habló con ANF. Su interés por América Latina hizo que Malia eligiera viajar a Bolivia.

Malia, de 18 años, llegó acompañada de otras muchachas estadounidenses para cumplir lo que en inglés se llama "gap year", o "año sabático", que se realiza después de terminar el colegio y antes de ingresar a la universidad. Malia ha sido aceptada en la Universidad de Harvard, donde empezará a estudiar en agosto próximo.

La hija de Barack y Michelle Obama habla español de manera fluida, lo que le ayudó a relacionarse con los vecinos de Tiquipaya, quienes sin embargo no supieron que se trataba de ella. Tiene una hermana menor, Sasha, de 15 años, que sigue en el colegio.

Las estudiantes vinieron a Tiquipaya acompañadas de un nutrido grupo de guardias de seguridad de EEUU, que coordinaron su trabajo con las autoridades bolivianas.

Los medios de EEUU señalan que Malia y Sasha son dos adolescentes muy maduras y enfocadas en su futuro.