Cochabamba, 16 de enero (Red País).

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama buscaría congraciarse con el nuevo Comandante de la VII División del Ejército y los jefes de los regimientos Tumusla y Policía Militar con asiento en Quillacollo, pese a que el Ministerio de Defensa Nacional le instauró una querella por falsificar su libreta de servicio militar.

El pasado jueves 12, el comandante de la Séptima División del Ejército, Gral. de Brigada Raúl Hurtado Lazo y su comitiva fueron recibidos en el despacho del alcalde Mérida, presuntamente para reforzar lazos de cooperación.

De la visita "protocolar" a invitación de Mérida también participaron el nuevo comandante del Regimiento Tumusla VII de Artillería, Jhonny Balderrama Rojas y el actual jefe de la Policía Militar, Wilder Rojas.

Según los funcionarios municipales Alex Angulo y Jesús Pardo, la visita de las autoridades militares fue planificada por el alcalde Mérida para poner en duda los conflictos legales que enfrenta con el Ministerio de Defensa. "Se trató de una estrategia para desviar la atención de la población acerca del juicio por falsificar su libreta de servicio militar, para lo que se inventó acuerdos para coordinar acciones cívicas y campañas de reforestación, limpieza y seguridad ciudadana", habrían revelado los funcionarios durante una "farra" en el local de la zona Norte ese mismo día.

Mérida enfrenta una querella interpuesta por el ministro de Defensa, Reymi Ferreira Justiniano por la falsificación de su libreta de servicio militar y uso de instrumento falsificado, cuya audiencia de medidas cautelares está prevista para la próxima semana con el pedido de su detención preventiva.

BORRACHERAS
Tras la visita del general Raúl Hurtado Lazo al despacho municipal, tanto su comitiva como los comandantes de los regimientos Tumusla y Policía y el alcalde Mérida participaron de una misa en el templo de San Ildefonso, luego compartieron un almuerzo en un local contiguo al Santuario de la Virgen de Urkupiña.

Por la tarde, la autoridad edil participó de la filmación del spot del carnaval quillacolleño 2017 en el local Don Modesto, con participación de modelos, banda de músicos y danzarines, donde se sirvieron abundantes platos de puchero, chicha y frutas.

Una vez concluida la filmación, Mérida instruyó al funcionario Alex Angulo, invitar a los comandantes de los regimientos Tumusla y Policía Militar, Jhonny Balderrama y Wilder Rojas a compartir una tarde y noche de copas que se extendió hasta altas horas.

El caso ahora es de conocimiento del Ministerio de Defensa, debido a un informe detallado que presentó un diputado de Cochabamba, quien dijo que "fue una vergüenza que la jerarquía militar comparta con un alcalde implicado en graves delitos que son seguidos por el propio Ministro de Defensa".
AMG//EFN

---------- 000000 -----------