Sobreseimiento a seis exalcaldes y empresas habría sido pactado con funcionario municipal

Cochabamba, 17 de enero (Red País).-

El sobreseimiento judicial a seis exalcaldes de Quillacollo y a las empresas Consorcio "Cochabamba" y la supervisora "Macros", en el bullado caso del Plan Maestro de Agua Potable y Alcantarillado, habría sido pactado con el secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía, Marco Galvez, por una millonaria recompensa estimada en más de 100 mil dólares.

En noviembre del pasado año, la autoridad judicial que atendía el caso, decretó el sobreseimiento del proceso judicial por incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado en contra de los exalcaldes: Ricardo Mercado Mercado, Hugo Miguel Candia, Orlando Espinoza Cotari, Marcelo Galindo Gómez, Carla Lorena Pinto y Charles Becerra Sejas.

El juicio fue interpuesto en mayo de 2015 por la exalcaldesa Danitza López y continuado por el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, al confirmarse que el Plan Maestro no fue concluido y no cumplía ninguna función social, temiéndose una millonaria estafa de más de 8 millones de dólares, provenientes de la cooperación europea a fondo perdido.

Dicho Plan Maestro tenía el objetivo de dotar agua potable y alcantarillado a más de 30.000 familias del centro urbano y periurbano de Quillacollo, que transcurridos más de 10 años enfrenta el mayor abandono y una destrucción sistemática de los tubos, cañerías y cajas de medidores.

POLITIZACIÓN
Según antecedentes del caso, el alcalde Mérida fiel a su estilo escandaloso y "alborotero", además de vengativo, politizó el tema culpando a los exalcaldes, al Gobierno y al Movimiento al Socialismo (MAS) de haber estafado al pueblo de Quillacollo, y asumir un silencio cómplice, cuando corresponde al Ejecutivo realizar las representaciones e impulsar los procesos.

Tras varias audiencias, el juez que atendía la causa, determinó el sobreseimiento del proceso por falta de pruebas, quedando libres de culpa por el momento, los exalcaldes y las empresas que ejecutaron el Plan Maestro.

Actualmente pende una dura advertencia del Viceministerio de Aguas y Medio Ambiente de imponer debito automático para recuperar la cuantiosa inversión en el proyecto.

SOSPECHAS
La decisión del juez provocó la molestia del alcalde Mérida, quien al margen de denunciar por los medios de comunicación con ribetes de escándalo, presentó querella ante los fiscales anticorrupción en contra del presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, por incumplimiento de deberes.

En respuesta a dicha denuncia, Osinaga, sindicó a la autoridad de permitir la estafa debido a la ineficiencia e ineficacia legal de los abogados de la Alcaldía de Quillacollo. Asimismo, reveló que Mérida forzó la denuncia ante la fiscalía, ya que en varias oportunidades habría solicitado la remisión de los antecedentes del caso, sin encontrar respuesta a los sucesivos pedidos.

Trascendió en círculos municipales, que el sobreseimiento habría sido pactado con el secretario de Desarrollo Humano, Marco Galvez, quien habría favorecido legalmente a las empresas que se adjudicaron el Plan Maestro de Agua Potable y Alcantarillado.

Se habla de una "coima o premio superior a los 100 mil dólares" para que la Alcaldía no persista en el caso, ya que afectaba mucho más a las empresas que a los exalcaldes de Quillacollo.

Sobre el particular, Osinaga anunció que iniciarán investigaciones para esclarecer este presunto hecho de corrupción que implica a uno de los funcionarios de mayor confianza del alcalde Mérida. Las indagaciones también serán ampliadas al propio Mérida para determinar si participó o no de las presuntas coimas, o hechos de corrupción.

"De encontrar indicios acerca de este presunto nuevo caso de corrupción, que Quillacollo tenga la seguridad que iniciaremos las acciones legales correspondientes en contra de los autores, cómplices y encubridores, ya que nadie puede jugar con la necesidad de agua y alcantarillado, dos servicios esenciales para la vida humana", finalizó.
//AMG/EFN//