Cochabamba, 18 de enero (Red País).

La mañana de este miércoles 18, el despacho del alcalde Eduardo Mérida Balderrama se convirtió en peluquería, quien pagó el corte de su cabello con dineros de caja chica de la Alcaldía de Quillacollo, incurriendo en el delito de Uso indebido de bienes y servicios.

Este nuevo caso de abuso de autoridad, que fue destacado por la Red ATB, pone al descubierto el manejo discrecional y arbitrario de la cosa pública, que en la corta gestión del alcalde Mérida tiende a acentuarse porque confunde la Alcaldía como su "hacienda particular".

A esta denuncia debidamente documentada con la fotografía del momento del corte de pelo, precedió otros casos como el uso de vehículos, volquetas, equipo pesado y cocineros del hospital de Quillacollo y del colegio Calama para labores en locales y restaurantes particulares y actividades festivas que nada tienen que ver con las obligaciones de los funcionarios. Estos trabajos "extras" no remunerados fueron dispuestos por Jovanna Maldonado Villarroel, esposa del alcalde Mérida, quien tiene el control absoluto del poder municipal.

Este nuevo escándalo que generó reacciones en la población de Quillacollo, trató de ser minimizada por el supuesto vocero de la Alcaldía, Eddy Espinoza, quien dijo que se trataba de una foto del pasado año.

HECHO ACTUAL
Sin embargo, testigos presenciales afirmaron que se trata de un hecho ocurrido este miércoles por la mañana en el despacho del alcalde Mérida, por cuyo corte pagó 300 bolivianos provenientes de caja chica del despacho, ya que es conocido por todos el comportamiento "ridículo, tacaño y miserable" de la autoridad que nunca paga por ningún servicio. Se trató de un servicio a "domicilio".

"Mérida está acostumbrado a vivir de la manga, pues nunca paga del consumo de bebidas, comidas y otros servicios. Siempre nos dice paguen nomás que les voy a devolver, mientras se va hurgando los bolsillos de su saco y pantalones en ademán de buscar dinero, hasta que alguien paga presuroso", dijo el concejal Zacarías Jayta, a tiempo de afirmar que solicitarán un informe detallado de este nuevo abuso de autoridad tipificado como Uso indebido de bienes y servicios.

Afirmó que la fotografía del corte de pelo es actual, ya que el funcionario de fondo es el asesor financiero que posa junto al escritorio y estantes del despacho.
AMG//