Caso falsificación de libreta militar: Alcalde Mérida retrasa maliciosamente la audiencia de Amparo Constitucional

Cochabamba, 22 de enero (Red País).-

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama retrasa maliciosamente la audiencia para resolver el Recurso de Amparo Constitucional para impedir la aplicación de medidas cautelares, que prevé su encarcelamiento por los delitos de falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado en el caso de su libreta militar falsa.

Los abogados Gilmar Terrazas y Max Ureña, que llevan la defensa del principal querellante Álvaro Zamorano Huacaña, afirmaron que quedó demostrado que Mérida dilata de mala fe la notificación a los representantes del Ministerio Público, Tribunal Electoral Departamental, Ministerio de Defensa y terceros interesados para la realización de la audiencia donde se definirá la procedencia o no del Recurso de Amparo que presentó a fines de diciembre del 2016.

Indicaron que el pasado 18, la jueza Karen Chuquimia Raymundeau reveló que desde el 6 de enero, día que fue suspendida la audiencia cautelar, el alcalde Mérida y sus abogados no citaron "a todos los accionados ni terceros interesados, demostrando desinterés en la tutela de la supuesta vulneración de sus derechos fundamentales". La Acción de Amparo fue presentada el 21 de diciembre de 2016, y a un mes, el alcalde Mérida aún no logró citar a todos los involucrados en el juicio, por lo que la audiencia no puede llevarse a cabo, agregaron.

Terrazas y Ureña consideran que la tardanza es un signo de mala fe con la que actúa el acusado, buscando dilatar la audiencia y así tratar de desvirtuar los delitos de falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado. "En términos de procedimiento, a este hecho premeditado se denomina obstaculización, que se hará notar en la audiencia de medidas cautelares, ya que estas acciones maliciosas están penadas", señalaron.

Ante estas actitudes dilatorias, la jueza advirtió al alcalde Mérida y sus abogados con dejar sin efecto la suspensión de la audiencia de medidas cautelares, dando un plazo de tres días a partir de su notificación para cumplir con las citaciones a los interesados. El próximo martes 24 concluye el plazo otorgado por la jueza Chuquimia, bajo conminatoria de ordenar a la jueza María Teresa Apaza Paz de proseguir con la audiencia de medidas cautelares que prevé su encarcelamiento a pedido de los fiscales anticorrupción.

DECISIÓN JUDICIAL
La decisión judicial echa por los suelos los "autobombos" del alcalde Eduardo Mérida, quien habría afirmado a sus seguidores y funcionarios que no podrán con él porque sería el mejor "abogado penalista del mundo, que les estaba dando cátedra a jueces y abogados de la contraparte".

Por el contrario, ratifica su típica conducta de abogado chicanero y malicioso, ya que no precedió a la notificación a los querellantes para ganar tiempo y "esperar un milagro" que le salve de ser encarcelado, debido a que los delitos por los que es procesado están debidamente comprobados.

ADVERTENCIA
En el decreto del 18 de enero pasado, la jueza Chuquimia advierte a Mérida con dejar sin efecto la medida cautelar del 4 de enero pasado, y no dar curso a ninguna suspensión de audiencia.

Asimismo, la decisión judicial le recuerda que la "tramitación de la Acción de Amparo no debe ser, bajo ninguna circunstancia, motivo de retardación de otros procesos judiciales".

Chuquimia dio un plazo de tres días hábiles a partir de la notificación a Mérida para que realice las citaciones a todos los "accionados" (Ministerio Público, Tribunal Electoral Departamental y terceros interesados), caso contrario se dejará sin efecto la suspensión de las medidas cautelares a cargo de la jueza 3º de Instrucción Penal de Quillacollo, María Teresa Apaza Paz. El alcalde Mérida fue notificado el jueves por la tarde.

De cumplirse las órdenes judiciales, se fijará día y hora de audiencia para declarar la procedencia o no del Recurso de Amparo Constitucional, que paralizó la audiencia de medidas cautelares.
AMG// EFN

------------- 000000 -----------------