Masacre blanca en Quillacollo: Alcalde y su esposa “venden cargos” en todas las reparticiones municipales

Cochabamba, 22 de enero (Red País).-

Tras lograr que todos los funcionarios municipales con ítem y consultores pongan sus cargos a disposición del alcalde Eduardo Mérida, la autoridad edil junto a su esposa, proceden a la "venta de cargos a razón de 500 a 3.000 dólares", dependiendo del monto de los salarios.

Cinco denuncias escritas llegaron a conocimiento del Concejo Municipal de Quillacollo y la Contraloría Departamental de Cochabamba, sindicando a Jovanna Maldonado Villarroel, la joven esposa del alcalde Mérida, de negociar los cargos municipales.

Del total de denuncias, dos fueron entregadas a la Contraloría y tres al Concejo, cuyos responsables emitirán sus respectivos informes y determinaciones ya que se tratan de hechos de corrupción sancionados por la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.

El concejal Zacarías Jayta informó que el pleno del Concejo Municipal, recibió denuncias de venta de cargos en el Hospital de Quillacollo, lo mismo en las direcciones de Catastro, Urbanismo y en las empresas de Agua Potable y Alcantarillado y Aseo Urbano, además de parques y jardines, además de la administración central.

"En diciembre pasado nos enteramos que el alcalde Mérida instruyó al Director de Recursos Humanos a emitir una circular donde todos los funcionarios con ítem y consultores de línea por producto, presenten sus renuncias para una supuesta evaluación. Desde todo punto de vista, esta situación es ilegal y atentatoria a la estabilidad laboral que garantiza el Gobierno, pero podría más la ambición desmedida del alcalde Mérida y su esposa para negociar dichos cargos", dijo.

DESPIDOS
Por su parte, los concejales Héctor Montaño y Willy López, hasta hace poco aliados del alcalde Mérida, confirmaron que la autoridad procedió a despedir a más de 300 funcionarios municipales, los mismos que serán sustituidos por personas que jamás hicieron nada por su victoria electoral. "Lo grave de todo es que se ensañan con gente humilde que necesita de trabajo, quienes por mantener su fuente de empleo caen en la tentación de pagar por el espacio", dijeron.

Ambos concejales afirmaron que se trata de una "masacre blanca" con la diferencia de que los cargos están en venta, según las denuncias de los afectados, a precios que oscilan entre 500 y 3.000 dólares.

Las autoridades anunciaron que las denuncias de esos casos oprobiosos serán presentadas al Ministerio de Transparencia, Contraloría Departamental, Ministerio Público y Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) ya que se tratarían de presuntos delitos de extorsión, chantaje y enriquecimiento ilícito.

"Según conocedores de la administración municipal de Quillacollo, jamás en la historia de la Alcaldía se dio un caso parecido; mucho menos que la esposa del Alcalde tenga tanta injerencia en las decisiones municipales, al extremo de poner en venta cargos públicos", finalizaron.
AMG// EFN