Se intensifica llegada de ayuda internacional a Chile por graves incendios forestales

La Paz, 30 de enero (ANF).-

Ante el peor desastre forestal de su historia, se ha empezado a intensificar la ayuda internacional de numerosos países hacia Chile, que han enviado socorristas, especialistas y equipo, como aviones especializados en apagar incendios.

Unos 600 brigadistas especialistas en enfrentar fuegos forestales están ya en Chile provenientes de Argentina, España, Francia, Portugal, México, Uruguay, Colombia y Perú. El Gobierno boliviano ha ofrecido también su solidaridad.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, mediante su cuenta de Twitter, agradeció la preocupación del Gobierno boliviano. "Agradecemos sentidamente preocupación y expresiones de condolencias a Chile del Gobierno Boliviano por pérdidas catástrofe incendios", mencionó.

Actualmente existen 118 incendios activos en todas las regiones ubicadas al sur de Santiago.

Los incendios han destruido 1.061 viviendas y provocado 3.000 damnificados, además de haber ocasionado la muerte de 11 personas, entre ellos siete uniformados y brigadistas.

Los fuegos se producen debido a una combinación de extrema sequía, fuertes vientos y una inusual ola de calor, con temperaturas que en algunas zonas han sobrepasado los 35 grados, muy inusual en ese país. Tampoco se descartan que personas inescrupulosas provoquen algunos fuegos. La presidente Michelle Bachelet dijo estar segura de que algunos incendios fueron provocados intencionalmente.

Desde julio pasado –mes en que las autoridades consideran como inicio de la temporada de incendios– ya se han quemado 519.000 hectáreas, sobre todo de bosques, cultivos y también de zonas pobladas. A este ritmo, podría perderse un millón de hectáreas hasta julio de 2017, cuando termine el "año forestal", lo que implicará un costo económico enorme.

En gestiones anteriores las hectáreas afectadas por incendios no sobrepasaban las 90.000.

El ofrecimiento más importante provino del Gobierno ruso, que puso a disposición de Chile la aeronave Ilyushin-76, un avión con capacidad de cargar 50.000 litros de agua. Se sumará al Supertanker, un Boeing 747 adaptado para lanzar 73.000 litros en cada descarga y cuya llegada fue financiada por una familia chilena residente en EEUU.

/RPU/