Acopia dineros de funcionarios: Esposa del alcalde Mérida continúa timando a través de una red mafiosa

Cochabamba, 31 de enero (Red País).-

La farmacéutica Jovanna Maldonado Villarroel, la joven esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, continúa extorsionando a las empresas y proveedores, y vendiendo cargos entre 500 y 1.000 dólares tanto en el hospital de Quillacollo como en las diferentes reparticiones municipales con el visto bueno de la autoridad edil.

En septiembre del 2016, Maldonado, Richard Agreda y el alcalde Mérida fueron denunciados públicamente por miembros del Concejo Municipal de Quillacollo por cobros de "diezmos" (10% del costo de una obra o compra mayor y menor) a empresas contratistas, proveedores del desayuno escolar, venta de cargos, loteamientos ilegales, destrucción de trámites de sus rivales políticos y sentimentales, además de direccionar las licitaciones de obras de magnitud, preferentemente asfaltados, desagües pluviales y otros proyectos de impacto y envergadura.
Según antecedentes, ese mismo día se presentó denuncias formales a la Brigada Parlamentaria de Cochabamba, exMinisterio de Transparencia y Ministerio Público, que por dejadez de los mismos concejales y representantes de dichas instituciones no avanzaron las investigaciones y sanciones a los autores, cómplices y encubridores de esos hechos delictivos.

CONTINÚA EL ROBO

De acuerdo a los testimonios de funcionarios del entorno íntimo del alcalde Mérida, su joven esposa continúa con la imposición y cobro de diezmos a través de una "red mafiosa" que integran funcionarios municipales y personas ajenas a la institución.

La responsable del Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes) Magaly Luján Rojas y el jefe de Contabilidad Luis Ariel Herbas Mérida, formarían parte de la red criminal que trabaja bajo las órdenes de la esposa del alcalde Mérida. Luján tiene la misión de contactarse con las empresas y proveedores que reúnan los requisitos de someterse a pagar las comisiones o diezmos para adjudicarse las obras; en tanto que Herbas sería el encargado de ejecutar el cobro a través del chantaje con los cheques de pago. Dejan el monto acordado, y el cheque es entregado.

Posteriormente, según las fuentes de alta credibilidad, los dineros recaudados por las obras y compras menores y mayores en las diferentes reparticiones municipales, son entregados a Jovanna Maldonado. La joven esposa que está al tanto de las transacciones, recoge la plata en lugares indistintos a bordo de vehículos particulares para eludir posibles vigilancias y seguimientos. Al puro estilo gansteril y mafioso, ya que Maldonado es excadete de la Academia Nacional de Policías (Anapol).

MÁS CORRUPCIÓN
Hace poco recibió 600 mil bolivianos provenientes de los diezmos por compra de insumos e implementos médicos para el Hospital de Quillacollo. Lo grave es que Maldonado jamás comparte su botín de la corrupción con los funcionarios, quienes terminan revelando esos hechos delictivos.

Ante la posibilidad del encarcelamiento de su esposo Alcalde, Maldonado apresura los cobros y presiona a los miembros de su red mafiosa que realicen las transacciones sin pérdida de tiempo.

Frente a estos hechos delictivos, los concejales Zacarías Jayta, Antonio Montaño y Plácido Molina, denunciaron ante los fiscales anticorrupción, ministerio de transparencia y Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para que inicien las investigaciones sin pérdida de tiempo, incluso plantearon su apresamiento.
AMG// EFN

----------- 000000 ------------