Cochabamba, 31 de enero (Red País).-

Con bombos y platillos el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, el 4 de noviembre de 2016, anunció el inicio de una querella penal en contra de dos militares de la Dirección General Territorial Militar del Ministerio de Defensa, quienes le habrían otorgado una certificación especial falsa de su libreta militar, pero por versiones oficiales se conoce que jamás solicitó requerimientos para notificarlos.

De acuerdo a versiones del abogado José Lora Rioja, el alcalde Mérida, fiel a su estilo de abogado escandaloso y chicanero, sólo recurrió al show mediático con fines políticos para sensibilizar a la población con su causa.

"Oficialmente tenemos conocimiento que Mérida se conformó con presentar la querella para luego olvidarse, una vez cumplido el impacto mediático. Desde que interpuso juicio contra los dos militares de la Dirección General Territorial Militar del Ministerio de Defensa, la autoridad no solicitó requerimientos citatorios para ambos jefes castrenses, por el contrario les pidió disculpas a través de notas enviadas al Ministerio de Defensa Nacional, argumentando haberse confundido", dijo.

Lora deploró que Mérida haga declaraciones refiriéndose al tema como si los militares fueran los culpables de sus delitos y errores. La autoridad se resiste a admitir que quebrantó las leyes al hacer uso de una certificación de su libreta falsa para habilitarse como candidato en dos ocasiones: la primera en 2009 y la segunda en 2015 para ser aspirante a la silla edil de la Alcaldía de Quillacollo.
El abogado y actual alcalde Eduardo Mérida Balderrama enfrenta un juicio por los delitos de falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado desde agosto del 2016. Está imputado formalmente por los fiscales anticorrupción y existen pruebas contundentes de los hechos denunciados, investigados y confirmados, quedando por realizarse la audiencia de medidas cautelares que podría verificarse en los próximos días, toda vez que fue rechazado su recurso de amparo constitucional por la jueza Karen Chuquimia Raymundeau.

FALTA DE ÉTICA

Según Lora, un hecho que no puede soslayarse, es que Mérida haya hecho un uso antiético e imperdonable de la memoria de su difunta madre a quien la involucra en la comisión de los delitos, señalando que fue ella quien tramitó su libreta falsa en la ciudad de La Paz.

"Para salvarse del proceso y su inminente encarcelamiento, Mérida no dudó en manchar la sagrada memoria de su difunta madre, que en diciembre del 2015 falleció ajena a los problemas legales de su hijo. Según sus propios familiares, Mérida jamás se ocupó de ella ni en su lecho de enferma menos de muerte, por lo que se trata de un hecho indignante y antiético sin nombre", dijo.

Asimismo, señaló que Mérida en 2009, ya tenía observaciones de su libreta militar cuando fue candidato a diputado por Convergencia Nacional de Manfred Reyes Villa, quién le llamó la atención y le conminó a solucionar ese problema. La actual autoridad municipal para evitar su inhabilitación recurrió a un tramitador con las consecuencias ya conocidas.

Lora anunció que para la audiencia de medidas cautelares se hará presente un testigo clave que conoce cómo y dónde se falsificó la libreta militar. "El documento se elaboró o falsificó en Vinto en la casa particular de un exmilitar, y fue de ese lugar que Mérida recogió la libreta falsa, la misma que volvió a presentar para habilitarse como candidato a Alcalde de Quillacollo", agregó.

Finalmente aclaró que el proceso no cuestiona la libreta de servicio militar de excepción, sino el uso de una certificación especial falsa. "Se inició el proceso no por un delito penal, sino electoral, y se lo investigó por el uso de instrumento falsificado", agregó.
AMG// EFN

------------- 000000 ------------