Envían a prisión a funcionario implicado en caso de expareja de Evo Morales

Una jueza envió hoy a prisión a un funcionario del Ministerio de la Presidencia por su supuesta implicación en el caso por el que también ha sido encarcelada la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata.

En una audiencia cautelar realizada hoy, la jueza Rosmery Pabón dispuso la detención preventiva de Jimmy Morales en la cárcel de San Pedro, en La Paz.

La Fiscalía acusó a Jimmy Morales por los supuestos delitos de "incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes", por haber depositado 30.000 dólares en una cuenta de Zapata y transportarla en vehículos oficiales sin que la mujer sea empleada del Estado.

El funcionario era chófer de Cristina Choque, quien fue jefa de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia y también fue encarcelada el miércoles dentro de la investigación por el mismo caso.

Choque fue acusada por supuesto incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y de bienes del Estado, al haber facilitado a Zapata el ingreso a las oficinas de la unidad que dirigía para supuestamente celebrar reuniones con empresarios privados que habrían derivado en ganancias para la expareja del gobernante.

La exfuncionaria estatal es amiga de Gabriela Zapata, que está en prisión desde el pasado fin de semana por supuestos delitos económicos, y que hasta hace unos días era ejecutiva de la empresa china Camce, a la que el Estado adjudicó millonarios proyectos por invitación directa y sin licitación.

Ambas mujeres eran militantes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y en los medios circulan fotos de ambas participando en movilizaciones políticas de apoyo al gobernante.

La oposición ha pedido que dada la relación entre Zapata y el presidente Morales debe investigarse un supuesto tráfico de influencias hacia Camce, que firmó varios contratos con el Gobierno por 566 millones de dólares.

El Gobierno ha aceptado la investigación de los contratos de Camce por la Contraloría y una comisión del Parlamento, en el que el MAS tiene la mayoría.

Gabriela Zapata y Evo Morales fueron pareja hace casi una década y de su relación nació en 2007 un niño del que inicialmente se dijo que había fallecido, aunque familiares de la madre han asegurado que el menor está vivo.

El mandatario, que asegura que Zapata le dijo que el niño murió poco después de nacer a causa de una enfermedad, ha pedido que le entreguen al menor si este sigue con vida, y también ha cursado una solicitud judicial con este fin.

Además, el Gobierno boliviano considera que hay una "articulación política" desde las fuerzas de oposición para atacar al presidente con este asunto, lo que han negado los aludidos.