Cochabamba, 7 de febrero (Red País):

El presidente Evo Morales Ayma en cumplimiento a una línea de conducta ética y moral, jamás apoyará o tranzará con autoridades nacionales y subnacionales implicadas en delitos de corrupción, como es el caso del alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida Balderrama.

Los conceptos corresponden al dirigente provincial del Movimiento al Socialismo (MAS) de Quillacollo, Fernando Velarde, quien aseguró que no existe ninguna disposición de respaldar o salvar de procesos judiciales al alcalde Mérida, por lo que todo es un invento y juego político dirigido a confundir a la población.

"El presidente Evo a lo largo de estos 11 años de gobierno, siempre afirmó que las autoridades nacionales, gobernadores o alcaldes que tengan problemas con la justicia deben solucionar sus problemas en los ámbitos judiciales y del Ministerio Público. El hermano Presidente jamás socapó o encubrió a nadie, menos a los que cometieron delitos de corrupción, ya que fue el primero en procesarlos, destituirlos y encarcelarlos como parte de la prédica de luchar abiertamente contra la corrupción venga de donde venga", dijo.

CORRUPCIÓN

Velarde sostuvo que en el caso de Quillacollo, la situación es delicada y con gran repercusión nacional debido a que el alcalde Mérida está implicado en un caso de presunta falsificación de su libreta de servicio militar con la que se habilitó para ser candidato a diputado en 2009 y a alcalde en 2015, burlando la fe del Estado y causando daños económicos a sus rivales políticos.

Al margen de ese hecho que está debidamente comprobado, el dirigente provincial del MAS, afirmó que Mérida también está envuelto en un caso jamás ocurrido en la historia municipal de Quillacollo, denominado "audios de la corrupción", que involucran a su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y Richard Agreda Torres, dos personas que nada tienen que ver con la administración municipal.

"Según los antecedentes y las denuncias que cursan en la fiscalía anticorrupción, tanto Mérida, Maldonado y Agreda está involucrados en extorsiones a empresas, cobros de diezmos a proveedores, sobreprecios en el desayuno escolar, venta de cargos municipales a 1.000 dólares, destrucción de trámites, loteamientos en sitios prohibidos y aprobación de urbanizaciones ilegales, además de presuntas transacciones delictivas con empresa que estafaron a los quillacolleños", dijo.

NADA CON MÉRIDA

Por todo lo señalado, Velarde desvirtuó que el presidente Morales haya sellado algún pacto con Mérida, mucho menos salvarlo de sus procesos, porque la posición del Jefe de Estado es clara y contundente: persona que tiene líos con la justicia debe solucionarlos en las instancias judiciales y no en el ámbito político.

"Instamos a los vecinos de Quillacollo no dejarse sorprender con anuncios falsos e interesados del alcalde Mérida de que tendría apoyo del presidente Evo y las jerarquía partidaria. No hay nada de eso, y todo hace ver que Mérida está perdido por sus propios errores y delitos, descartando cualquier posibilidad de persecución política", finalizó.
AMG// EFN

------------- 0000000 ------------