Plantas carnívoras, un exótico regalo en Zona Verde

Cochabamba,9 de febrero (LOS TIEMPOS).-
¿Busca un regalo distinto, algo original, algo más exótico? ¿Qué tal una planta carnívora? No se asuste, no se trata de los monstruos comehumanos de la películas ni nada parecido, sino de simpáticos plantines de jardín, de ésos que una vez por mes se alimentan de algún insecto.

Estos ejemplares se ofrecen en Vivero Cactomanía Zona Verde (también ofrece cactus), una empresa familiar que incursiona en el mercado con esta nueva propuesta de jardinería.

Según explica el propietario, Oliver Bolaños, su empresa amplió e incluyó en la oferta –hace dos años– la línea de plantas carnívoras, cultivadas en vivero y asentadas en una macetilla, lista para colocarla en la sala o para ofrecerla de regalo.

Zona Verde cuenta con 14 variedades, de las cuales la más conocida y demandada por los clientes es la Venus Atramoscas, quizá porque se trate del típico plantín con bocas de cepo, tantas veces caricaturizado en televisión. En la oferta, también aparecen variedades, como el Nepenthe Rex, cuya modalidad de captura de insectos es mediante bolsones trampa; las droseras, con sus estambres en los que se pegan los insectos, las sarrasenias, las seproconias, los cepalothus, pingüícolas y otros.

Según explica Bolaños, quien además es agrónomo, el vivero lleva ya ocho años de funcionamiento, pero desde hace dos se incluyen las carnívoras en la oferta, cuando se adquirieron ejemplares y semillas de Argentina, Perú y España.

Al principio, eran sólo para la familia, como una pasión particular, pero la novedad se convirtió en demanda y ahora es un rubro muy atendido por el vivero y muy requerido por los clientes.

Cuidados

Estos plantines al ser especiales requieren también una atención especial, aunque tampoco es algo difícil. Según explica Bolaños, quien pone todo su esmero junto con su primero Hugo Galindo, para el cultivo de plantas utiliza un sustrato elaborado en base a una turba rubia importada (tierra de fósiles) y piedra perlita (volcánica), pero el cliente no tiene que preocuparse de estos elementos, pues vienen incluidas en la macetilla.

Por lo demás, el cliente sólo debe colocar la plantita en un sitio fresco y con luz solar a medias, como si estuviera bajo el follaje de árboles, pues son plantas tropicales. Hay que regarle con agua natural (sin cloro y preferible de lluvia), y una vez por mes, se la puede alimentar también con un insecto (por decir un mosquito). La planta irá absorbiendo sus jugos durante un mes hasta soltar sólo la carcasa del insecto.

Muchas de estas plantitas se cuidan en el vivero desde la fase de la semilla y almácigo, y logran el tamaño y la forma ideal para una maceta después de dos años, con buen cuidado pueden vivir hasta ocho o 10 años.

"Estos plantines pueden comerse un insecto una vez por mes"

REFERENCIAS

• Los plantines carnívoros oscilan entre los 50 y 80 bolivianos.

• El vivero se encuentra en la calle Beni #22, en Quillacollo (teléfonos 4262188 y 70722808). Allí se encuentran todas las variedades que el cliente puede escoger, incluyendo los cactus, que es otra línea del vivero.

• En Facebook, se puede buscar la página f/Vivero Cactomanía Zona Verde.

• Algunos ejemplares, ya insertados en sus macetines transparentes, pueden apreciarse en la oficina de administración de Plaza Norte (Avenida América entre Pando y Potosí). Una vez por mes, también se realizan exposiciones en este lugar o en otro. Generalmente se anuncian a través de la página Facebook.

• Estas direcciones son válidas para asesoramientos sobre el cuidado de estos plantines.