Cochabamba, 10 de febrero (Red País).-

Durante la audiencia de medidas cautelares, la jueza María Teresa Apaza Paz y los abogados del Ministerio de Defensa y del Tribunal Electoral Departamental (TED), confirmaron que el alcalde Eduardo Mérida sí utilizó una libreta o certificación falsa para habilitarse como candidato en 2015, por lo que se prevé su juzgamiento y destitución del cargo en cumplimiento de la Ley de Régimen Electoral.

En el transcurso de la audiencia, y durante los alegatos, quedó demostrado que Mérida, sí cometió el delito de Uso de instrumento falsificado al presentar una certificación militar falsa en reemplazo de su libreta de redención, presuntamente extraviada.

Tanto la jueza Apaza como los abogados del Ministerio de Defensa y del TED confirmaron que el documento que utilizó Mérida para habilitarse como candidato a los comicios municipales del 2015, es falseado.

Tras algunos altercados en el desarrollo de la audiencia cautelar, la defensa del imputado planteó su libertad irrestricta, argumentado que Mérida contaba con libreta militar y todos los requisitos "arraigadores" (domicilio,familia y trabajo), por lo que no ameritaba su detención preventiva como plantearon los fiscales anticorrupción al momento de su imputación formal en noviembre de 2016.

MEDIDAS SUSTITUTIVAS

Tras largas deliberaciones, la jueza Apaza a pedido de la fiscal Faridy Arnez, dictó la aplicación de medidas sustitutivas a la detención, determinando arraigo, fianza de 80 mil bolivianos, obligación de presentarse cada viernes a firmar en la Fiscalía y prohibición de comunicarse con los testigos. La fianza debe hacerse realidad en los próximos 20 días.

Asimismo, la Jueza le advirtió que no realice declaraciones a los medios de comunicación referente al proceso y los resultados de la audiencia, pero fiel a su estilo, Mérida incumplió las reglas impuestas, abriendo la posibilidad de que pueda revocarse las medidas sustitutivas por otras más drásticas, incluso su detención.

BENEVOLENTES

La decisión judicial fue calificada por la parte acusadora como "magnánima y benévola" con un sujeto a quien se demostró que perpetró el delito de uso de instrumento falsificado. Sorprendió la actitud de la fiscal Arnez, quien repentinamente cambió su pedido de detención por la aplicación de medidas sustitutivas.

Lo extraño de todo, según los abogados acusadores, es que ni los representantes del Ministerio de Defensa, del TED y otros no hayan apelado la decisión de la jueza Apaza.

Según la norma procesal, queda pendiente la acusación formal de Mérida en cumplimiento del artículo 238 inciso e) de la Ley de Régimen Electoral debido a que la autoridad fue procesada por delitos electorales, lo que daría lugar a su suspensión temporal del cargo.

REPERCUSIONES

Según las repercusiones de la audiencia cautelar y sus resultados, que duró cerca de tres horas, muchos funcionarios municipales, vecinos y comerciantes de Quillacollo, se congregaron en inmediaciones del Tribunal Departamental de Justicia para respaldar a Mérida.
La autoridad, con el rostro descompuesto, felicitó el trabajo de los operadores de justicia por el dictamen, reiterando que es víctima de una persecución política, cuando quedó demostrado que sí cometió el delito de falsificación.
Durante la audiencia el alcalde de la ciudad de Cochabamba, José María Leyes, se hizo presente para respaldar a su par quillacolleño
"Nosotros vamos a apoyar al alcalde Mérida, vamos a apoyar a Quillacollo. El único pecado del alcalde Mérida fue hacer campaña por el No el pasado 21 de febrero", dijo Leyes confirmando la alianza política con el Movimiento Social Demócrata y su condición de opositores al gobierno.
AMG// EFN