Cochabamba, 13 de febrero (Red País).- La directora de Educación de la Alcaldía de Quillacollo, Roxama Moscoso, familiar de la esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, será procesada penalmente junto a otros funcionarios que estuvieron a cargo de la contratación de empresas del desayuno escolar por los presuntos delitos de falsedad ideológica y material.

El pasado jueves 2, el Concejo Municipal de Quillacollo en pleno, instruyó al alcalde Mérida, iniciar acciones legales, además de Moscoso, de la encargada del desayuno escolar, Rosemary Céspedes Agreda y de Consuelo Villarroel, que funge como apoyo administrativo, además de otros funcionarios que participaron de forma directa o indirecta en el proceso de licitación y adjudicación del alimento complementario.

La resolución de los concejales sostiene que los mencionados funcionarios estarían involucrados en los presuntos delitos de Falsedad material e ideológica, previstos y sancionados en el artículo 199 del Código Penal.

INTERESES PERSONALES

Según el presidente del Concejo Municipal, Víctor Osinaga López, el proceso de licitación del desayuno y almuerzo escolar, desde sus inicios tuvo fallas debido a los intereses particulares de la directora de Educación, Roxana Moscoso, que fue denunciada por los padres de familia.

Dijo que de acuerdo a las acusaciones, los productos que forman parte del desayuno escolar, presentaban sobreprecios y mala calidad. No sólo observaron las raciones líquidas sino las sólidas, por lo que la licitación por invitación directa y por decisión administrativa del alcalde Mérida a la empresa Lacteosbol no le exime de las observaciones de los padres de familia, que insisten en el procesamiento penal de los responsables del desayuno escolar.

"El proceso del desayuno escolar fue rechazado al comprobarse la existencia de documentos falsificados, incluso en su fase de reconsideración. El pleno del Concejo rechazó el proceso por carecer de fundamento técnico y legal, además de haberse detectado la falsificación del Acta de la Comisión Encargada del Programa de Alimentación Complementaria (Cepac), señalando haber concertado el menú del desayuno escolar con la Junta de Padres de Familia, cuando fue rechazado el mismo", dijo.

Al confirmarse esos extremos, los 11 concejales aprobaron por unanimidad, instruir al alcalde Mérida el enjuiciamiento penal de los implicados en esos hechos irregulares y de presunta corrupción.
//AMG/EFN//