Conflicto de Enatex. Gobierno insiste en diálogo y extrabajadores mantienen medidas de presión

 El ministro de Educación, Roberto Aguilar, anunció que el lunes por la noche se reinstalará el diálogo con los extrabajadores de la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex), que buscan evitar el cumplimiento del Decreto Supremo 2767 que estable el cierre de esa empresa.

 

"Lo más importante es que hemos acordado no romper las negociaciones, aunque no respondí a las expectativas, y ellos han quedado que hasta medio día evalúan y en la noche nos estaríamos reuniendo", explicó en la inauguración de las Olimpiadas Científicas.

 

El sábado, Aguilar se reunió con los extrabajadores de Enatex y la Central Obrera Boliviana (COB) para tratar las demandas de sector que es la abrogación del Decreto Supremo 2767 y la inmediata reincorporación a sus fuentes laborales.

 

El Ministro de Educación recordó que en esa reunión el Ejecutivo presentó a ese sector una propuesta de tres puntos que ratifica la promulgación del Decreto Supremo y abre la posibilidad de conformar una comisión para evaluar caso por caso la situación de los extrabajadores de Enatex.

 

"Además ante la susceptibilidad que tenemos del sector fabril de los mismos criterios se ha establecido de emitir un Decreto Supremo complementario que defina y ratifiquen la ley general del trabajo de la empresa privada Enatex era y es una entidad descentralizada en el ámbito productivo del Ministerio de Producción", complementó.

 

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe, informó que ese sector analizará el lunes las alternativas que presentó el Gobierno y dijo que se elaborará una contrapropuesta que evite la desaparición de Enatex.

 

Además, anunció que continuarán la huelga de hambre y las movilizaciones en la ciudad de La Paz y en otros departamentos en apoyo a los extrabajadores de la empresa estatal.