Queman la casa y auto de un alcalde

Cochabamba, 15 de febrero (LOS TIEMPOS).-

Una pelea campal entre seguidores de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Achacachi y los campesinos denominados "Ponchos Rojos" concluyó ayer con ocho heridos de gravedad, además de la quema del auto y de la casa del alcalde Édgar Ramos (MAS). Los vecinos habían convocado a un cabildo abierto reclamando obras, mientras los comunarios defendían al Alcalde.

El conflicto comenzó el pasado lunes, cuando, tras una convocatoria de la Fejuve local, los vecinos de Achacachi cumplían el paro de 48 horas y el bloqueo de las carreteras que van desde esa ciudad hacia Ancoraimes y Warisata.

Ayer por la tarde, a la finalización del paro, estaba prevista la realización de un cabildo abierto en puertas de la Alcaldía, donde los vecinos reclamaban la presencia del Alcalde para que presente su informe de gestión de 2016, según informó a los medios el presidente de la Fejuve, Esnor Condori. Sin embargo, Ramos Laura no apareció y, contrariamente, los "Ponchos Rojos" pedían que el encuentro se realice en un regimiento militar alegando razones de seguridad.

Sin embargo, según el presidente de Derechos Humanos de esta región, Jony Casas, y el presidente cívico, Édgar Quispe, al intentar congregarse en el cabildo abierto, los vecinos y los campesinos terminaron enfrentándose en una batalla campal (con piedras, palos y hasta dinamita).

Producto del enfrentamiento junto al río Kelka, una veintena de personas, de ambos bandos, resultaron heridas, ocho de las cuales fueron hospitalizadas de emergencia.

Según relató a este medio desde el lugar del conflicto el periodista de Radio Fides Julio Vergara, los "ponchos rojos" se replegaron cerca de las 17:00 a la colindante población de Warisata llevándose consigo algunos de sus heridos. En este ínterin corrió el rumor de que había una persona fallecida, pero hasta el cierre de esta edición (24:00) no había ningún dato que confirmara esta versión.

Contrariamente, los vecinos de Achacachi, enfurecidos tras el enfrentamiento, se dirigieron en masa a la casa del Alcalde y la destrozaron y quemaron. Lo mismo hicieron con su auto, según coinciden periodistas y representantes de Derechos Humanos, desde el lugar de los hechos.

Aparentemente, no había nadie en el interior de la casa, pues no se reportó ningún herido en este asalto, y el Alcalde hizo conocer que se declaraba en la clandestinidad.

Más tarde, el párroco del lugar visitaba a los heridos en el hospital, mientras que los representantes de Derechos Humanos reclamaban presencia policial y del Defensor del Pueblo.

Los vecinos y representantes de la Fejuve se declararon en estado de emergencia y de vigilancia permanente y pedían que el Alcalde se presente de una vez para dialogar y solucionar la crisis, pero hasta el cierre de esta edición no había señales de tal encuentro.

TENSIÓN Y PRESENCIA POLICIAL

Un ambiente de tensión se vivía anoche en la población de Achacachi tras la quema del auto y de la casa del alcalde, Édgar Ramos. Los vecinos convocados por la Fejuve volvieron a bloquear las carreteras hacia Ancoraimes y Warisata y sostenían un cabildo para determinar nuevas medidas.

En la asamblea se hablaba de la posibilidad de un contraataque de los "Ponchos Rojos" en la madrugada, por lo que los vecinos decidieron establecer vigilancia permanente.

Cerca de las 22:00, llegó un contingente de cerca de 100 policías desde La Paz, y, unos minutos más tarde, otros 100, todos de la Unidad Técnica de Operativos Policiales (UTOP), que tomaron la ciudad, tranquilizando, de alguna manera, a los habitantes del lugar. Hasta el cierre de esta edición (24:00), la situación en Achacachi se mantenía con vigilancia policial y en permanente estado de tensión.

DEMANDAS

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Achacachi denuncia falta de obras en el municipio, por lo que demanda del alcalde Edgar Ramos (MAS) una presentación de su informe de gestión de 2016.

Según la Fejuve, es la segunda vez que se procede con el paro y el cabildo abierto sin que se tenga respuesta.

El Alcalde no hizo ayer ninguna declaración y, según periodistas que lo buscaron, su celular se hallaba apagado.

El Comité Cívico, en tanto, sostuvo que la Alcaldía cumplió con el alcantarillado, además de otras cinco obras. Atribuyó la reacción de la Fejuve a una falta de información sobre los proyectos que realiza el municipio.