Cochabamba, 18 de febrero (Red País).-

Los 11 concejales de Quillacollo tomaron la decisión de trabajar con los vecinos y comunidades rurales, y quitar apoyo al alcalde Eduardo Mérida Balderrama por estar implicado en abusos a funcionarios y hechos de corrupción como el caso de los "audios de la extorsión" que involucran a su esposa Jovana Maldonado Villarroel.

Según datos oficiales del Tribunal Electoral Departamental (TED), en los comicios municipales del 2015, el Movimiento al Socialismo (MAS) logró ganar cinco concejales, el Frente para la Victoria (FPV) otros cinco y el Movimiento Demócrata Social (MDS) un concejal, totalizando 11 miembros.

El abogado Mérida se alzó con la victoria de la Alcaldía y logró obtener cinco concejales, con quienes gobernó hasta diciembre de 2015. Tres concejales del FPV le quitaron su apoyo argumentando trato despótico, autoritario y corrupción familiar.

Los cinco concejales del MAS ejercieron una labor de oposición constructiva hasta el 21 de febrero de 2016, cuando Mérida decide romper la alianza con el presidente Evo Morales y hacer campaña por el No después de comprometerse públicamente por el Sí a la repostulación.

Por su parte, el único concejal del MDS, René Fernández, desde el inicio de gestión adoptó una posición crítica e independiente del MAS y el FPV, y del propio alcalde Mérida.

SOLEDAD POLÍTICA

Transcurridos 20 meses de la posesión del alcalde Mérida, la autoridad se debate en la mayor soledad y orfandad política, porque no tiene el respaldo de ningún concejal.

Los últimos dos concejales del FPV, Héctor Montaño y Willy López, que lo apoyaron incondicionalmente por más de 18 meses, determinaron alejarse del alcalde Mérida, argumentando un desmedido despotismo o tiranía municipal, además de graves hechos de corrupción que incluyen a su entorno familiar.

"Hemos tomado la decisión de recuperar nuestra independencia y autonomía de gestión, para trabajar de forma directa con la población y realizar nuestra labor de fiscalización y legislación. Vamos a respaldar todo lo que vaya en beneficio de la población y denunciaremos todas las acciones contrarias al patrimonio de los quillacolleños", afirmaron al momento de hacer público su distanciamiento de la autoridad edil.

JUICIOS POR CORRUPCIÓN

Respecto de los 30 juicios que pesan contra el alcalde Mérida; 10 interpuestos por el Concejo Municipal de Quillacollo y 20 que están en curso antes de asumir el cargo por diferentes delitos entre los que destacan: estafas, estelionato, mala praxis jurídica y otros que fueron denunciados al Ministerio de Justicia, los concejales afirmaron que harán seguimiento de esos proceso en cumplimiento de sus específicas funciones.

El presidente del Concejo, Víctor Osinaga López, informó que los juicios interpuestos en contra del alcalde no tienen fines políticos sino administrativos y municipales. "Los procesos penales no tienen objetivos de persecución política como declaró Mérida a los medios de comunicación, en un intento de tapar sus errores y delitos, sino de estricta fiscalización en el marco de sus atribuciones", dijo.

La autoridad afirmó que proseguirán con su labor de fiscalización y en defensa de los recursos de los quillacolleños, porque si no lo hacen pueden ser sancionados por complicidad e incumplimiento de deberes.

AMG// EFN

------------- 000000 ----------------