Cochabamba, 18 de febrero (Red País).-

Dirigentes de los gremios de periodistas y directores de algunos medios de comunicación, denunciaron una nueva arremetida judicial en contra del periodista Walter Gonzales Valdivia, por parte del alcalde Eduardo Mérida Balderrama y su esposa Jovana Maldonado Villarroel, quienes desde agosto del pasado año buscan acallarlo para evitar denuncias de corrupción que comprometen a la pareja.

Según el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores en Radio y Televisión (Festratev), Danilo Montenegro y el director del periódico especializado en periodismo "Buena Fuente", Freddy Poma, el periodista Gonzales soporta desde octubre de 2016 cuatro juicios por los presuntos delitos de calumnias, difamación e injurias, tres rechazados por no tener consistencia ni pruebas.

Actualmente, prevalece un proceso "inventado y simulado" para contrarrestar un juicio por los mismos delitos que el periodista interpuso en contra de Jovana Maldonado. La joven esposa del Alcalde, mal asesorada y financiada por su esposo, retrucó ese proceso con un "juicio imaginario" que "extrañamente" fue admitido por el juez que atiende la causa, agregaron.

Pese a los cuestionamientos y observaciones de fondo y forma de Gilmar Terrazas, abogado del periodista Gonzales, el alcalde Mérida contrató hasta ahora cinco abogados y corre con los gastos procesales y los honorarios de los profesionales para defender a su esposa. Se advierte rabia, bronca y un odio desmedido en contra de Gonzales, quien recurrió a los gremios de la prensa para que asuman la vigencia de la Ley de Imprenta, toda vez que están comprobados que se tratan de delitos de imprenta.

En ese sentido, informó, que se presentó un recurso de incompetencia al juez Elvis López Moya, que debe ser resuelto en los próximos días, derivando el caso al Tribunal o Jurado de Imprenta. Los abogados de Mérida buscan eludir esa instancia, por lo que insisten en procesar a Gonzales por la vía ordinaria.

El abogado Terrazas, afirmó que el alcalde Mérida y su esposa no entienden de razones jurídicas, y buscan a cómo de lugar procesar a su cliente, cuando quedó demostrado su condición de periodista profesional y que no existen delitos para su persecución judicial.

RAZONES DE LOS JUICIOS

Gonzales, un periodista como más 25 años de experiencia en la profesión y afiliado al Sindicato, Federación y Confederación de Trabajadores de la Prensa, el pasado año denunció varios hechos de corrupción donde están involucrados el alcalde Mérida y su esposa.

Están implicados en el bullado caso de los "audios de la corrupción" donde se revela el cobro de "diezmos" a las empresas y proveedores del desayuno escolar, venta de cargos a 1.000 dólares, destrucción de trámites de rivales políticos y sentimentales, aprobación de urbanizaciones y loteamientos ilegales a cambio de terrenos y departamentos y otros ilícitos que ahora son investigados por la fiscalía anticorrupción.

El abogado de Gonzales recordó que Mérida, su esposa y Richard Agreda, más conocido como el "mochilero" de la pareja, el pasado 8 de febrero fueron citados a declarar ante los fiscales anticorrupción por el caso de los "audios de la extorsión", lo que prueba que las denuncias del periodista Gonzales tenían razón y fundamento.

Asimismo, Gonzales junto a otros vecinos, abogados y concejales, destapó el caso de la falsificación de la libreta de servicio militar de Mérida, que tras un largo proceso de investigación derivó en la aplicación de medidas sustitutivas a la detención por la Jueza Teresa Apaza Paz. El alcalde Mérida ahora está arraigado, debe pagar una fianza de 80.000 bolivianos, firmar cada viernes en el cuadernillo de la fiscalía anticorrupción y la prohibición de acercarse a los testigos.

"Todas estas denuncias y otros casos muy delicados que suman más de 30, fueron difundidos por el periodista Gonzales, debidamente respaldados con documentos y declaraciones de vecinos, abogados, diputados y concejales. Está confirmado que lo que busca la pareja municipal con los juicios, es sentarle la mano al periodista y vengarse por las denuncias hechas públicas por varios medios de comunicación, en un intento de acallarlo y conculcar los derechos que tienen los ciudadanos a la comunicación e información sin restricciones de ninguna naturaleza", dijo por su parte Freddy Poma, quien anunció una cerrada defensa de los gremios de estos derechos y libertades que están garantizados por el artículo 106 de la Constitución.

El Director de Buena Fuente recordó que en Bolivia están garantizadas las libertades de expresión, de opinión y de información, por lo que advirtió que Mérida y su esposa pueden ser enjuiciados por atentar esos derechos.
AMG// AFN

------------------- 000000 --------------