Concejo observa reformulado: Paralización de obras de la terminal se debe a sobreprecios de materiales

Cochabamba, 22 de febrero (Red País).-

La interrupción de obras de la terminal de buses interprovincial que se construye en la zona Sud de Quillacollo, cerca del Calvario de Urkupiña, se debió a la existencia de sobreprecios en la compra de baldosas y mesones, y no a una medida política como denunció el alcalde Eduardo Mérida Balderrama.

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, aclaró que los concejales jamás se opusieron a la continuidad de las obras, pero al constatar incrementos inexplicables en los costos de algunos materiales, tomaron la decisión de rechazar el reformulado y contrato modificatorio para la conclusión de obras, enviado por Mérida.

"Algunos malos dirigentes que se vendieron por un plato de lentejas al alcalde Mérida fueron a mentir a los vecinos del Distrito 3, indicando que los concejales nos oponemos a la prosecución de las obras. Jamás les informaron de la existencia de sobreprecios en las baldosas para el piso y mosaicos para los mesones, que fueron las razones para que los concejales rechacen el reformulado", dijo.

Osinaga sostuvo que en cumplimiento de su misión fiscalizadora no permitirá que se cometa daño económico a Quillacollo. "Si dejábamos pasar esa situación que el alcalde Mérida hábilmente camufló, podríamos enfrentar procesos por incumplimiento de deberes", dijo a tiempo de abrir la posibilidad de aprobar un formulado real y sin sobreprecios.

La terminal de buses se construye con una inversión de más de Bs 18 millones, provenientes del programa Bolivia Cambia Evo Cumple, y una contraparte municipal. Su emplazamiento es polémico porque la obra se ejecuta en terrenos privados o invadidos por el alcalde Mérida por cuya causa es procesado penalmente por el presunto delito de despojo.

EMERGENCIA

Pese a existir un voto resolutivo y emergencia en el Distrito 3, dando plazo hasta este miércoles para que el Concejo apruebe el reformulado, Osinaga dijo que lo harán siempre y cuando se hayan modificado los errores de la carpeta enviada por el Ejecutivo.

La autoridad reiteró su disgusto por el accionar del alcalde Mérida, quien mintió a los vecinos y distorsionó los hechos. Es una pena que los vecinos sean víctimas del odio desmedido del alcalde en contra de los concejales, agregó.

Por su parte, el dirigente vecinal Ernesto Quiroz ratificó la vigencia del estado de emergencia y marcha en contra de los concejales.

Sin embargo, dirigentes de varias OTBs del Distrito 3 afirmaron que Quiroz no representa a nadie, ya que hace años terminó su gestión en la OTB Villa Asunción, por lo que estaría suplantando a los verdaderos líderes de la zona.
AMG// EFN

---------- 0000000 -----------