Presupuesto para la organización de Urkupiña se reduce a Bs 600 mil: En 2015 la alcaldía recaudó Bs 1.115.541

El presupuesto de la Alcaldía de Quillacollo para la organización de las múltiples facetas de Urkupiña 2016, inexplicablemente, se redujo a Bs 600 mil cuando se disponían de Bs 1.115.541 como resultado de las recaudaciones del pasado año por varios conceptos impositivos.

La exconcejal y actual asambleísta departamental por Quillacollo, Lizeth Beramendi reveló que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, extrañamente, recortó el presupuesto para los preparativos de Urkupiña en 515.541 bolivianos.

"En 2015, el 2 de septiembre, por recortes de periódicos y archivos de imágenes, el alcalde Mérida informó a periodistas de Cochabamba y Quillacollo, en un desayuno trabajo realizado en el local El Portal, sobre las recaudaciones de la fiesta de Urkupiña. En esa oportunidad afirmó que gracias a un trabajo transparente se logró una recaudación histórica de Bs 1.115.541 por la venta de sitios para el armado de graderías, asentamientos temporales de comerciantes, sentajes, autorizaciones de publicidad, bailes y otros conceptos", dijo.

Recordó que en esa ocasión, la autoridad afirmó que ese monto recaudado se utilizaría en su totalidad en la organización de la fiesta de Urkupiña 2016; pero ahora sintomáticamente se anuncia sólo una inversión de Bs 600 mil, por lo que todos se preguntan ¿dónde fueron a parar los Bs 515.541 restantes o se trató de una exageración del director del Tesoro Municipal, Alex Angulo?, se preguntó Lizeth Beramendi.

GOBERNACIÓN: Beramendi también se refirió a las denuncias con ribetes de escándalo de la autoridad y sus más íntimos colaboradores sobre el recorte del presupuesto de la Gobernación de Cochabamba, de Bs 120 mil en 2015 a 50 mil en esta gestión.

Según las resoluciones de la Asamblea Legislativa Departamental, desde hace cinco o más años, que la Gobernación apoya a la fiesta de Urkupiña con la impresión de afiches o posters con características especiales, un spot promocional, trípticos y banners que se entregarán en los próximos días.

"El alcalde Mérida fiel a su característica de mediatizar todo lo que le conviene, lanzó el grito al cielo por el recorte del presupuesto de la Gobernación, pidiendo para ello una audiencia y la reposición de los recursos reducidos. Sin embargo, no dice nada de la reducción de los recursos destinados a la organización de Urkupiña en más de medio millón, por lo que todo huele a demagogia porque el ejemplo debe partir por casa", agregó.

Finalmente, la Asambleísta anunció que por las instancias correspondientes solicitarán dónde fueron a parar los más de medio millón de bolivianos destinados a garantizar el éxito organizativo de la fiesta de Urkupiña, cuyo cronograma de actividades está atrasado